Esculturas dañadas por los yihadistas en Siria son restauradas con la ayuda de la impresión 3D

Redacción
Sábado, 18 Febrero 2017

Dos bustos fúnebres de caliza alabastrina, del siglo II después de Cristo y que fueron dañados severamente por milicianos del grupo yihadista Estado Islámico (EI), regresarán la próxima semana a Siria, tras ser restaurados en Italia con la ayuda, entre otras tecnologías, de la impresión 3D.

El anuncio fue hecho el  jueves por el ministro de Bienes Culturales, Dario Franceschini, al presentar ante la prensa extranjera el trabajo de recuperación realizado por expertos del Instituto Superior para la Conservación y la Restauración de Roma.

“Es una operación de la que estamos muy orgullosos porque, en primer lugar, pone en valor la gran competencia italiana en materia de restauración”, destacó.

Los dos bustos, originarios del Valle de las Tumbas, a las puertas de Palmira, estaban custodiados en el Museo de esa ciudad y fueron semidestruidos a martillazos por los milicianos del EI cuando tomaron el control de la zona.

En la primavera de 2016, la ciudad fue liberada y entonces arqueólogos sirios pudieron sacarlos para esconderlos en una caja fuerte del Banco Central sirio en Damasco, explicó el ex ministro de Bienes Culturales, Francesco Rutelli, presidente de la asociación cultural Encuentro de Civilizaciones, que patrocinó la operación.

Dijo que gracias a la colaboración histórica entre arqueológos sirios e italianos los dos bustos fueron trasladados a Roma en octubre pasado para participar durante dos meses en la muestra Renacer de las Destrucciones, realizada en el Coliseo.

A partir de diciembre de 2016, las obras pasaron al Instituto Superior para la Conservación y Restauración, cuya directora, Gisella Capponi, anunció que la próxima semana regresarán a Damasco y estarán custodiadas en bodegas especiales en espera de que la situación en Palmira permita su retorno.

“Estos dos bustos provenientes de Palmira fueron fuertemente dañados por el Estado Islámico dentro del museo. Las dos obras estaban colgadas en las paredes, no pudieron ser resguardadas y sufrieron el ataque, perdiendo partes muy significativas del rostro”, lamentó.

Dijo, sin embargo, que fue posible reconstruir integramente el rostro del busto femenino, mientras el masculino presentaba una fractura muy extendida, por lo que fue hecha una réplica simétrica y removible de la parte de la cara existente para sustituir la dañada.

“Esta prótesis fue realizada con el uso de scanner y láser, y después fue adherida con imanes a la parte faltante del rostro”, detalló.

El restaurador Antonio Iaccarino Idelson explicó a Notimex que la operación consistió primero en recomponer los fragmentos dispersos de los bustos y después se hizo un escaneo  3D con un sistema óptico de luz estructurada, en modo de tener la imagen tridimensional que permitió reconstruir la parte faltante.

Una vez realizado ese fragmento, fue fijado con imanes en la pieza original para garantizar la reversibilidad de la obra y su posible sustitución en el futuro.

Explicó que fue usado el método italiano de la restauración, sintetizado en la necesidad de mantener a las obras reconocibles y garantizar la reversibilidad de la intervención (a diferencia de otras escuelas que prevén la sustitución), para no crear piezas falsas.

Iaccarino Idelson precisó que el rostro del busto masculino fue reconstruido sin dañar el original, y que el materia usado para la prótesis fue polvo de nylon sinterizado (tratamiento térmico a una temperatura inferior a la de fusión de la mezcla, para aumentar la resistencia mecánica de la pieza) con láser.

Los dos bustos serán entregados a técnicos sirios que llegarán el próximo jueves a Roma y retornarán a su país con las piezas el 26 de febrero.

PROYECTO FÉNIX

“El 40 % de los sitios históricos de Alepo han sido destruidos“, dice por otra parte Gustavo Araoz, presidente del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos), la organización no gubernamental que aconseja a la Unesco sobre temas de patrimonio cultural y que lidera un proyecto significativamente llamado Anqa (Fénix en árabe).

El propósito de este proyecto, en el que también participan la organización sin ánimo de lucro CyArk y el Instituto de Preservación de la Herencia Cultural de la Universidad de Yale (EE.UU.), es contar con modelos digitales tridimensionales de lugares históricos en peligro.

La idea es que si continúa la devastación del patrimonio cultural de Siria, Irak o Libia, por mencionar algunos países, al menos exista un modelo realizado con escáner 3D de los monumentos destruidos, lo que facilitará la tarea de reconstruirlos y brindará la posibilidad de hacerlo de una manera fidedigna y auténtica.

“Irak y Siria son sitios de la máxima importancia desde el punto de vista del patrimonio, porque son la cuna de la civilización occidental“, afirma Araoz sobre los dos primeros países escogidos para el proyecto Anqa, que acaba de recibir una “importante” donación de fondos de la fundación británica Arcadia.

Funcionarios del DGAM, el organismo oficial encargado de los antigüedades y museos en Siria, ya han recibido en Líbano un taller de formación de dos semanas acerca de la tecnología provista por CyArk, una fundación creada por Ben Kacyra, estadounidense de origen iraquí, cofundador y director gerente de Cyra Technologies.

Cyra, hoy propiedad de la alemana Leica, fue la compañía que desarrolló el primer láser para escanear en 3D y el sistema digital de diseño (CAD) que se usa en todo el mundo para ingeniería, arquitectura, construcción, sector automotriz y otros campos.

Araoz, estadounidense de origen cubano, afirma que con la donación de Arcadia, una fundación que ha otorgado desde 2002 más de 440 millones de dólares a proyectos en todo el mundo, Anqa donará los equipos necesarios para el escaneo tridimensional a las autoridades patrimoniales de Siria e Irak y además pagará los gastos de traslado y de formación de los funcionarios.

En Siria se han escogido para el proyecto seis sitios históricos en coordinación con el organismo estatal a cargo del patrimonio.

Desde su fundación en 1965 el Icomos no ha entrado nunca en cuestiones que tengan que ver con los sistemas políticos de cada país, de manera que, al igual que la Cruz Roja, pueda ejercer su misión de manera neutral, dice Araoz.

Todos los modelos del proyecto Anqa serán archivados por CyArk y pasarán a formar parte de una base de datos de libre acceso administrada por el Instituto de Preservación de la Herencia Cultural de la Universidad de Yale.

 

 

 

 

Etiquetado como: Palmira, arte, arqueología, restauración
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Arte y cultura