La impresión 3D, el equivalente a los rayos X del siglo XXI en los hospitales

Redacción
Sábado, 24 Junio 2017
La impresión 3D, el equivalente a los rayos X del siglo XXI en los hospitales - impresoras 3D

La comunidad médica internacional se vio sobresaltada en el año 1895. El físico alemán Wilhelm Röntgen estaba investigando el proceso de descarga eléctrica en gas diluido cuando se topó con un nuevo tipo de rayos. Descubrió su uso médico potencial cuando plasmó una imagen de la mano de su esposa en una placa fotográfica. Cuando vio por primera vez la imagen, supuestamente dijo: "He visto mi muerte". En enero de 1896, el periódico  de Viena "Die Presse" publicó los resultados de Röntgen bajo el título: "Un sensacional descubrimiento." Fue sensacional, en efecto. Fue el nacimiento de la radiografía.

La idea de ser capaz de ver el interior de un cuerpo vivo transformó la profesión médica. Hoy en día, estamos en medio de un nuevo capítulo en la historia de la radiología con su equivalente: la impresión 3D de aplicación médica.

Una de las personas al frente de este cambio global es el Dr. Frank Rybicki, jefe de Imagen Médica en el Hospital de Ottawa (TOH) y profesor y catedrático de Radiología en la Universidad de dicha ciudad canadiense. En 2011 formó parte de un equipo médico con sede en Boston que utilizó la impresión 3D para guiar el primer trasplante de cara de América del Norte. Su papel en el TOH es bastante nuevo, después de haber llegado hace sólo 18 meses.

Una de las cosas que se le ha encargado ha sido la introducción de avances en su departamento y en el hospital en su conjunto. Según el doctor, "tener un programa de impresión 3D pone la imagen médica en el centro del escenario internacional de la radiología. La impresión 3D es la tecnología de más rápido crecimiento en el sector de la medicina actual, con oportunidades multidisciplinares".

"La evolución de la impresión 3D es muy similar a la RM hace 15 años, cuando completé mi residencia, en  que la tecnología tenía que ponerse al día. Ahora, la tecnología puede satisfacer las necesidades médicas con enormes oportunidades ", explica el Dr. Rybicki al Bussines Journal de la ciudad canadiense.

El Hospital de Ottawa es el primer hospital de Canadá que tiene un programa de impresión 3D médica integrada para la planificación quirúrgica, la educación y la expansión de su cartera de investigación. Es el tipo de innovación que está ayudando a los pacientes hoy en día, y en el futuro. 

El Dr. Adnan Sheikh, director médico para la impresión 3D en el TOH, explica su importante papel en las operaciones complejas. 

Imagínese un tumor agresivo que erosiona un hueso de la pelvis tan completamente que el daño se extiende dentro de la propia articulación. Es un caso raro y no hay mucho que hacer: el hueso, vasos sanguíneos, músculos y tejidos blandos están involucrados. A un cirujano, mientras planifica una cirugía compleja , legustaría saber: 1. ¿Cuál es la relación entre el tumor y los vasos? 2. ¿Cuál es el mejor enfoque quirúrgico?  

La impresión 3D puede ayudar a responder a estas preguntas. En la actualidad, esta tecnología es ampliamente utilizada para crear modelos anatómicos detallados que permiten a los médicos planificar y practicar cirugías reconstructivas complicadas de corazón y cerebro. Estos modelos ofrecen a los médicos un nivel sin precedentes de tranquilidad, confianza y claridad en cirugías complejas.

La nueva impresora tridimensional del hospital de Ottawa permite al personal médico crear una réplica en 3D del hueso dañado. Un segundo modelo - impreso a escala - muestra el lugar exacto donde hacer incisiones críticas.

"Incluso un milímetro aquí o allá supone una diferencia", dice el Dr. Sheikh, quien señala que el tener este tipo de información detallada antes de la cirugía puede reducir el tiempo de funcionamiento por dos o tres horas. Cada hora en el quirófano tiene un precio de $ 3.000 a $ 4.000. Menos tiempo en los resultados o  mejores resultados en los pacientes con menos complicaciones durante la cirugía. 

"Usted sabe exactamente lo que está haciendo," dice el Dr. Sheikh. "Eso realmente reduce la morbilidad y las complicaciones relacionadas con cualquier procedimiento complejo."

La impresión 3D también es fundamental para la investigación y la enseñanza. Al tener los modelos impresos en 3D, toda la comunidad médica - desde estudiantes a los cirujanos - puede beneficiarse; por no hablar de los pacientes. Tomemos, por ejemplo, el corazón.

Algunas de las anormalidades del corazón son muy raras, del orden de 1/1000 ó 100.000. Un médico residente de cirugía cardíaca no puede ver todas las anomalías congénitas del corazón durante su formación ", dice el Dr. Sheikh. "¿Cómo funcionan? Si tuviéramos estos modelos hechos para que los cirujanos pudieran practicar, sabrían exactamente lo que tendrían que hacer antes de la cirugía".

No demasiado tarde en el futuro del hospital de  Ottawa, una impresora 3D podría imprimir implantes humanos personalizados. En el caso del paciente con el tumor que destruyó su hueso de la pelvis, cabe imaginar una impresión 3D de un fragmento de hueso como prótesis que puede reemplazar de forma segura al dañado. 

"La tecnología ya existe," dice el Dr. Rybicki. "Es sólo cuestión de financiación con el fin de llevarla a Ottawa."

El Dr. Sheikh está particularmente entusiasmado con la impresión 3D de órganos, lo que aliviaría la escasez crónica de órganos necesarios para la investigación y los trasplantes.

"Estados Unidos ya ha gastado miles de millones de dólares en la investigación sobre la impresión dtridimensional e órganos y nos gustaría tomar la iniciativa. Tenemos el liderazgo y la experiencia aquí. Ese es nuestro objetivo. Eso va a cambiar todo ", dice el Dr. Sheikh. 

"Lo que estamos haciendo en este momento es realmente sólo la punta del iceberg. La impresión 3D está revolucionando la forma de practicar la medicina, ahora, y dentro de 10 años ", concluye.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetado como: cara, rostro, Rayos X
Categoría: Impresoras 3D
Aplicación: Medicina