Un pescador neozelandés crea un soporte por impresión 3D para no dañar a los peces al devolverlos al agua

Redacción
Sábado, 21 Enero 2017
Un pescador neozelandés crea un soporte por impresión 3D para no dañar a los peces al devolverlos al agua

El pescador neozelandés Tran Lawrence ha desarrollado un soporte que le permite sujetar el pez que acaba de pescar sin necesidad de 'pelearse' con él. El 'Keepafish Scoop', como así lo ha bautizado, está realizado por impresión 3D.

Lawrence, de profesión bombero y gran aficionado a la pesca, dice que este artilugio ha sido el resultado de 20 años de experiencia en el arte de la pesca deportiva en los que ha visto de todo en el momento de recoger la captura. Ya sea en un bote, en un embarcadero o en la orilla del mar o lago, el momento de recoger al pez se puede complicar mucho para ambos, el pescador y el pez.

Con este nuevo artilugio se puede recoger el pez sin necesidad de tocarlo con las manos, evitando cortes y arañazos, además de resbalones que acaban con el pez recibiendo golpes innecesarios. El pez queda en una posición invertida que parece los deja más calmados y permite retirar el anzuelo con facilidad. Además el Keepafish permite saber do forma fácil la longitud del pez y descartar los que no cumplan con la medida mínima si pretendemos llevarnos la pesca a casa.

El modelo actual que usa Lawrence está realizado por impresión 3D, aunque ya ha comenzado una campaña de crowdfunding para fabricarlo en serie. La campaña tiene un objetivo de 100.000 dólares neozelandeses.

 

 

Etiquetado como: pesca, Nueza Zelanda
Aplicación: Ocio