Renault crea un prototipo de motor exclusivamente mediante impresión 3D

Redacción
Lunes, 23 Enero 2017
Renault crea un prototipo de motor exclusivamente mediante impresión 3D

Un equipo de ingenieros y diseñadores de Renault Trucks está trabajando en un proceso de fabricación aditiva que aumenta el rendimiento del motor: la impresión 3D de metal. Una tecnología de futuro que ahora se está convirtiendo en una realidad. Piezas complejas  se han probado con éxito en el corazón de un motor Euro-6.

El Centro de Estudios del Motor de la división de camiones de la multinacional francesa ha hecho la prueba con la impresión 3D de metal como proceso de fabricación de los propulsores del mañana: el prototipo de un motor DTI 5 de cuatro cilindros Euro-6 ha sido concluido utilizando exclusivamente la fabricación aditiva o impresión tridimensional.

Si todo el motor había sido diseñado ya de manera virtual, los ejes de los balancines y sus soportes fueron fabricados con una impresora 3D de metal y testados con éxito en el corazón de un motor Euro-6 sobre un banco de pruebas durante 600 horas.

El objetivo del proyecto consistía en comprobar el impacto positivo de la impresión 3D metálica sobre el tamaño y el peso del motor.

"La fabricación aditiva ha permitido reducir en un 25% (120 kilos) el peso de un motor de cuatro cilindros", ha explicado Damien Lemasson, gerente de proyectos de Renault Trucks.

"Los tests efectuados han demostrado la fiabilidad de los componentes del motor impreso en 3D. Esto no es cosmética", ha añadido.

La fabricación aditiva de metal ofrece nuevas oportunidades de desarrollo para los motores de combustión interna. Este proceso de impresión, que opera mediante la adición de material capa por capa, permite formas complejas, orgánicas. Permite asimismo optimizar el dimensionamiento de las piezas y reducir el número de operaciones de montaje y, por lo tanto, el número de componentes de un motor. "La fabricación aditiva supera las limitaciones y da  rienda suelta a la creatividad de los ingenieros. Este proceso ofrece una perspectiva de tecnología puntera a los conductores del mañana, y será más funcional, más ligera y por lo tanto podría proporcionar un rendimiento óptimo ", asevera el señor  Lemasson. El número de componentes del motor DTI 5 se ha reducido con la impresión 3D de metal en un 25%, o sea 200 piezas menos.

Para los transportistas, las ventajas de la impresión en 3D de metal son múltiples. Por ejemplo, verían optimizado el coste total de su flota de vehículos y la reducción de la masa del motor permitiría una mayor carga útil y una reducción del consumo de combustible.

A corto plazo, el proceso de fabricación podría ser utilizado para aplicaciones muy específicas o para pequeñas series. Después de estas primeras pruebas concluyentes, los ingenieros de Renault Trucks continúan trabajando en este proceso de fabricación con el fin de aumentar aún más las piezas impresas en 3D, su funcionalidad y su rendimiento.

Etiquetado como: Renault, motor, coche, automóvil
Aplicación: Automoción, Industria