Impreso en 3D en la Estación Espacial Internacional el diseño de un niño de 11 años

Redacción
Jueves, 12 Enero 2017

La astronauta Peggy Whitson, la mujer de mayor edad lanzada al espacio, comunicó el pasado 29 de diciembre de 2016 que un dispositivo médico diseñado en 2015 por un niño entonces con 11 años y llamado James Banks había sido impreso en 3D con éxito en una de las impresoras tridimensionales que a bordo de la Estación Espacial Internacional tiene la empresa Made in Space.

James Banks, natural de Appleton, Wisconsin, se ha convertido así en uno de los primeros civiles en tener algo diseñado en el espacio: una invención que diseñó con software de modelado 3D durante un taller del Proyecto City X en su aula de tercer grado.

La historia de "Space Kid" es posible gracias a una alianza entre IDEAco, organización sin fines de lucro con sede en Chicago que desarrolló el proyecto City X,  y Made In Space, la primera empresa en aportar capacidades de fabricación aditiva al espacio, con sede en Mountain View, California.

El City X Project ( http://www.cityxproject.com/  ) es ahora un recurso de educación abierta disponible como  descarga gratuita para profesores y que se ha descargado más de 700 veces en 50 países, es un currículo basado en la historia en el que los estudiantes deben resolver los desafíos afrontados por los ciudadanos de City X, el primer asentamiento humano en otro planeta.

 

Cada estudiante recibe una tarjeta de ciudadano, que incluye un ciudadano de dibujos animados que presenta un tema social al estudiante.James Banks fue emparejado con el ciudadano Miguel, un niño que representaba asuntos de atención médica y accesibilidad al tratamiento médico en la Ciudad X.

James inventó una especie de montaña rusa médica a la que llamó el Health Coaster. El paciente se sienta en el interior, donde un dispositivo especial administrará cualquier tratamiento médico que necesite, mientras se le masajean los pies - "porque ir al médico es estresante", dice James - y con un cómodo nivel de control que funciona como un dispositivo de almacenamiento lleno de dulces - "en caso de que tengas hambre", añade. Todo el aparato se encuentra en una pista de montaña rusa, "porque las montañas rusas -afirma- son más divertidas que ir al médico".

"Una de las razones por las que creamos el plan de estudios del Proyecto City X es enseñarles a los niños que las nuevas tecnologías no son sólo para adultos. La impresión 3D está cambiando la vida en la Tierra y en el espacio, y va a ser una importante habilidad de STEM para los niños ", declaró  Brett Schilke, cofundador y CEO de IDEAco.

"Nos encantó la historia de City X, específicamente la parte sobre viajes espaciales", afirma por su parte Jason Dunn, cofundador de Made In Space, "y estamos muy emocionados de ayudar a que se materialicen las ideas concebidas en City X. La impresión 3D va a cambiar la exploración espacial para siempre, y los niños de hoy pueden y deben ser parte de eso".

Tanto IDEAco como Made In Space son miembros de Singularity University Labs, un programa de iniciación radicado en Mountain View para organizaciones que utilizan tecnologías exponenciales con el fin de beneficiar positivamente al mundo.

"Nunca habría imaginado cuando el equipo de City X llegó que uno de mis estudiantes tendría algo diseñado en el espacio", dijo Lisa Ross, maestra de 3er grado de James el año pasado. "James ha estado esperando mucho tiempo para que esto suceda. ¡Está muy emocionado!", aseveró.

Copias impresas en 3D del modelo de James han estado en exhibición en el Smithsonian Cooper-Hewitt Museum en Nueva York, así como en una exhibición especial patrocinada por el Chicago Design Museum, City X Projecten Chicago. También se organizó una exposición en la ciudad natal de James en Appleton, Wisconsin.

 

Etiquetado como: City X Project, niño, espacio, medicina
Categoría: Impresoras 3D