La Armada de los Estados Unidos prueba drones impresos en 3D

Redacción
Sábado, 14 Enero 2017
La Armada de los Estados Unidos prueba drones impresos en 3D

El Alto Mando de la Armada de los Estados Unidos invitó recientemente a los ingenieros del Laboratorio de Investigación a Fort Benning (Georgia) para que hicieran una demostración de las nuevas tecnologías experimentales.

Así, los soldados pudieron ser testigos de las innovaciones desarrolladas durante las pruebas de vuelo de los sistemas de drones impresos en 3D que se han creado bajo demanda para misiones específicas.

Eric Spero, jefe del equipo investigador, ha afirmado que han desarrollado un procedimiento para crear mediante impresoras tridimensionales pequeños drones que los soldados necesiten para sus misiones.

Con este concepto, una vez que una patrulla requiere el apoyo de un avión no tripulado, los soldados incluyen todas sus necesidades en un software de planificación de las misiones militares.

A partir de ahí, el sistema puede averiguar cuál es la configuración óptima para el dron y lo imprime en 3D y entrega en un plazo de 24 horas.

"Pensamos que ellos creerán que no es lo suficientemente rápido, pero actualmente es todo lo contrario", asegura Spero, que añade: "El plazo de 24 horas para cumplir una misión es correcto".

Para los investigadores de la Armada de los Estados Unidos la combinación de impresión 3D y de drones es una solución tecnológica natural.

Por su parte, John Gerdes, uno de los ingenieros del proyecto, asevera que con los drones o cuadricópteros se ha demostrado lo que se puede hacer con una pequeña cantidad de dinero: "La fabricación aditiva o impresión 3D se ha convertido en algo enorme y todo el mundo sabe la gran cantidad de cosas que se pueden hacer con las impresoras tridimensionales, así que pensamos que vamos a combinar estas dos nuevas tecnologías para proporcionar una solución  a los soldados que necesitan algo en ese momento y no quieren esperar".

El equipo ha dedicado muchas horas a realizar vuelos de prueba y de verificación de diseños para asegurarse de que todo funcionará correctamente.

El día anterior a la demostración pública, los ingenieros hicieron pruebas y consiguieron que drones volaran a 55 millas (88 kilómetros) por hora.

Ahora, por indicación del alto mando, los investigadores trabajarán en la reducción del ruido, mayor autonomía de vuelo, más capacidad de carga  y una mayor maniobrabilidad.

Los ingenieros son optimistas y creen que la mayoría de los objetivos son alcanzables, si bien el más difícil será el aumento de la capacidad de carga.

Los soldados han quedado fascinados con la tecnología de la impresión 3D, según Spero. Incluso antes de iniciar la sesión informativa colocaron impresoras 3D en la sala de conferencias e iniciaron un trabajo de impresión.

Los investigadores imprimieron un riel Picattinny, accesorio usado en algunas armas de fuego con el fin de obtener una plataforma de montaje estándar para accesorios como miras telescópicas, apuntadores láser, linternas, bípodes, etcétera, y en armas como una carabina M-4.

El aproximadamente dos horas y media tenían impreso en 3D un riel que se ajustaba a la perfección a las armas de los soldados.

Se les pidió a éstos que expresaran qué otro tipo de elementos impresos en 3D podrían usar. En cuestión de horas, los ingenieros presentaron una variedad de piezas impresas en 3D funcionales que dejaron admirados a los soldados.

 

 

 

 

Etiquetado como: drones, Defensa, Militar, Armada
Aplicación: Tecnología