Impresión 3D para restaurar el patrimonio histórico-artístico de Bruselas

Redacción
Lunes, 19 Diciembre 2016
Impresión 3D para restaurar el patrimonio histórico-artístico de Bruselas

La impresión 3D está siendo utilizada en proyectos de restauración del patrimonio histórico-artístico de Bruselas, capital de Bélgica y de la Unión Europea, como está siendo el caso de las iglesias de Santa Catalina y de Nuestra Señora de Laeken, según la información facilitada por Alexander de Croo, ministro de Telecomunicaciones y de la Agenda Digital, en el curso de una intervención parlamentaria.

El ministro ha afirmado que su país es pionero desde hace tiempo en este campo y que aunque desde hace un decenio la impresión 3D ha experimentado un acelerado desarrollo en todo el mundo, ello no ha erosionado el liderazgo de Bélgica, que sigue estando bien colocada en Europa.

El Gobierno belga apoya las iniciativas en este sentido, como ha sido la restauración de la iglesia de Santa Catalina, cuyos grandes capiteles de piedra de Gobertange estaban muy deteriorados.

Estos han sido sustituidos aplicando técnicas de modelado 3D. Una parte de los elementos fue primero restaurada "in situ", después de haber sido escaneadas de forma tridimensional, y completados con la ayuda de un software a fin de crear un modelo tridimensional del ensamblaje de sus piezas.

Según los especialistas, la ventaja de este tipo de tecnología es doble: ahorro/ganancia de tiempo y de dinero.

Antes que en la iglesia de Santa Catalina, la impresión 3D se aplicó en el templo de Nuestra Señora de Laeken.

Restaurada en el año 2012, en el proyecto se previó la rehabilitación de una larga serie de elementos de carpintería y de hierro, vidrieras, esculturas, suelos, techos, estructuras metálicas, dispositivos antipalomas y hasta el pararrayos.

Con el fin de hacer un segimiento de algunos elementos interesantes y/o de reproducirlos de manera idéntica, las piedras fueron moldeadas de forma tradicional, también escaneadas y directamente codificadas digitalmente en 3D, especialmente en el caso de las gárgolas.

En la restauración de la iglesia Nuestra Señora de Laeken se produjo una anécdota tan divertida como desconocida para el público en general.

"Las gárgolas fueron restauradas -asevera Catalina Brixy, directora del proyecto-. El problema es que no sabíamos el aspecto original de una serie de ellas. Por eso hemos decidido reemplazarlas con las caras de los que contribuyeron a la obra de restauración. Por tanto hay seis gárgolas que tienen la cara de personas que realmente existen".

Como directora del proyecto, ella ahora ve cómo su remate adorna la fachada de la iglesia de estilo neogótico que domina la avenida de la Reina.

 

 

 

 

Etiquetado como: Bruselas, restauración, patrimonio
Categoría: Impresoras 3D