El equipo Sevilla Racing Team incorpora la impresión 3D en la fabricación de su motocicleta de competición

Redacción
Martes, 29 Noviembre 2016
El equipo Sevilla Racing Team incorpora la impresión 3D en la fabricación de su motocicleta de competición

El equipo Sevilla Racing Team, formado por un grupo de estudiantes de ingeniería de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Sevilla, participó el pasado octubre en la IV Edición de Motostudent, la competición en la que partiendo de ciertos componentes (motor, llantas...) tienen que diseñar desde cero una motocicleta de competición (motor de 250 cc y 4 tiempos) en un plazo de 18 meses para competir frente a otros 35 equipos de universidades de todo el mundo.

De la mano de uno de sus miembros, con amplios conocimientos de impresión 3D, el equipo, en su primera edición en la competición, no dudó en fabricar piezas del prototipo mediante impresión 3D.

Emilio Quirós

Emilio Quirós es el joven miembro que aportó sus más de tres años de experiencia en la impresión 3D, una experiencia fruto de la combinación de su curiosidad y las herramientas en modelado y diseño adquiridas en su grado de Ingeniería en Diseño Industrial, que inició construyendo su propia impresora 3D tipo Prusa i3, literalmente, pues se encargó hasta de realizar la estructura mediante corte láser de MDF, y a la que añadió algunas modificaciones como extrusor tipo Bowden.

Emilio se encargó de fabricar los prototipos de los 'ram-air' y de las cogidas a la cabeza del carenado. Los ram-air son unos conductos por los que entra el aire que es conducido al 'airbox', para que el motor siempre tenga una masa de aire constante que aspirar mediante la mariposa.

air-ram realizado por impresión 3D en Sevilla Racing Team

air-ram realizado por impresión 3D en Sevilla Racing Team

Para la realización de las piezas consideró usar un método que considera propio. El diseño original de los dos ram-air medía en exceso para su impresión de una sola pieza por lo que los cortó en cuatro partes. Como los ram-air no sufrirían esfuerzos mecánicos ni altas temperaturas utilizó PLA, que, aunque es frágil para grosores de pared pequeños, Quirós optó por cambiarle la boquilla del extrusor a una de 0.8 mm , por lo que la pared estaba realizada en una única pared de 0,8 mm con 0,3 mm de altura de capa, aumentando así la resistencia entre capas y del propio material.

Impresión 3D del air-ram de una motocicleta

Con esta técnica, también consiguió reducir los tiempos de fabricación en torno a un 50-75% respecto de si hubiera usado la configuración con boquilla de 0,4 mm, la más habitual en este tipo de impresoras 3D y una altura de capa menor.

Las piezas fueron unidas entre sí mediante fusión del plástico, directamente con un soldador típico de electrónica, obteniendo un acabado satisfactorio.

 

Aplicación: Automoción, Industria
País: España