Impresión 3D en la Estación Espacial Internacional con plástico verde oriundo de Brasil

Redacción
Sábado, 05 Noviembre 2016
Impresión 3D en la Estación Espacial Internacional con plástico verde oriundo de Brasil

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional utilizan plástico verde oriundo de Brasil para fabricar las piezas y herramientas que necesitan con impresoras 3D, según ha informado la petroquímica brasileña Braskem, que produce la materia prima a partir de caña de azúcar.

La producción de piezas en el espacio con el plástico fabricado a partir de etanol de caña de azúcar es una iniciativa de Braskem, una subsidiaria del grupo brasileño Odebrecht, y de la estadounidense Made in Space, creadora de la impresora tridimensional usada en la Estación Espacial y proveedora de la NASA.

De acuerdo con un comunicado de Braskem, la mayor productora de resinas termoplásticas de América, la posibilidad de producir herramientas en el espacio a partir de una resina plástica y una impresora le garantiza una gran autonomía a los astronautas.

La tecnología para producir las piezas en plástico verde en el espacio fue desarrollada hace un año por Braskem y Made in Space, pero el primer lote de la materia prima brasileña tan sólo llegó a la Estación Espacial en marzo a bordo de un transbordador enviado desde la base de Cabo Cañaveral (en Estados Unidos).

La primera pieza producida en el espacio con la nueva tecnología, una conexión de tubos para regar vegetales, fue fabricado en septiembre pasado, informó Braskem en un comunicado.

El llamado “plástico verde” es hecho a partir de un derivado del etanol, el combustible de caña de azúcar del que Brasil es el mayor productor mundial.

Braskem comenzó a fabricar de forma exclusiva y a escala el plástico verde a partir de 2010 en la fábrica que tiene en Triunfo, municipio de Río Grande do Sul, estado brasileño fronterizo con Argentina y Uruguay.

“La tecnología tiene potencial de impactar la cadena de plástico gracias a que hace viable aplicaciones nuevas y personales a partir de la resina hecha con una materia prima de fuente renovable”, aseguró el director de Químicos Renovables de Braskem, Gustavo Sergi, citado en el comunicado.

La empresa aseguró que su plástico verde fue escogido para el proyecto por reunir características como “flexibilidad y resistencia química y por ser reciclable y procedente de una fuente renovable”, que no emite gases contaminantes.

 

 

Aplicación: Tecnología
País: Brasil