La impresión 3D causa sensación en el Enviado Especial de La Sexta, aquí lo que se quedó fuera

Redacción
Miércoles, 28 Septiembre 2016
La impresión 3D causa sensación en el Enviado Especial de La Sexta, aquí lo que se quedó fuera

Vivir en la luna, construir casas y puentes, permitir cirugías antes imposibles, órganos humanos, manos ortopédicas, comida, ropa, juguetes, todo esto vimos en el programa Enviado Especial de La Sexta dedicado a la impresión 3D 'Enviado al Futuro'.

Un reportaje interesante, con algo de sensacionalismo, pero que pudo mostrar una pequeña parte de lo que aporta la impresión 3D hoy en día a los procesos productivos. Para todos los que le quedaron dudas, les presentamos unas breves aclaraciones.

En primer lugar, tengan en cuenta que la principal aplicación de la impresión 3D es la realización de prototipos, ya sea como la zapatilla deportiva que vimos en el programa, que nos permite ver con gran realismo cómo podría ser el objeto final, aunque la zapatilla que sale de la impresora 3D no es funcional, o ya sean simples piezas de plástico o metal que los ingenieros diseñan para poder validar el diseño, comprobar que cumplirá su cometido, ver si necesitan cambios, etc.

En cuanto al metal, la aparición en el programa fue muy pobre, cuando este sector es el que más está tirando del sector de la impresión 3D. Tan sólo nos enseñaron un render de un proyecto que quiere hacer un puente en un canal de Amsterdam. La impresión 3D en metal se está usando a diá de hoy en el sector aeronáutico, ya no solo en el prototipado de piezas, sino fabricando piezas que ya vuelan por nuestros cielos.

GE tiene una fábrica sólo con impresoras 3D de metal que fabrican piezas para sus motores que luego impulsan muchos de los aviones que vuelan por todo el mundo. El Airbus A350-XWB lleva más de mil piezas por impresión 3D, muchas de plástico, pero también piezas metálicas por impresión 3D.

En medicina, además de lo que vimos en el programa, el metal juega un papel importante y ya se fabrican prótesis en titanio que son implantadas con éxito en pacientes de España como este caso del Hospital Universitario de Salamanca donde se implantó un esternón.

La 'bioimpresión 3D' está creciendo de forma rápida, como el ejemplo de la oreja que vimos, un caso 'sencillo', pero que ya están realizándose investigaciones para recrear órganos, o partes de órganos, como bien quedó explicado en esa parte del programa. Un firma norteamericana ya comercializa desde hace dos años un tejido hepático por impresión 3D para análisis clínicos, lo que seguramente desembocará en un futuro cercano en partes funcionales de órganos vivos o filetes de ternera, como nos proponían en el programa.

Oreja artificial por impresión 3D

¿Es posible vivir en la luna? Así comenzaba el programa. Quizá la parte más sensacionalista, pues los avances en la construcción de edificios todavía están muy centrados al uso de materiales disponibles en la tierra, morteros a base de cemento y agua. No obstante, hay otras posibilidades de construir sin agua, que es lo que se está investigando para usar el polvo lunar como material de construcción. Aún así, los plazos planteados por el investigador de la ESA parecen demasiado optimistas.

En cuanto a construcción, vimos el proyecto de la casa del canal de Amsterdam, que usa plástico para fabricar bloques que se ensamblan, pero no vimos los edificios a base de morteros que ya están construidos por el mundo, en China, Dubái, Francia, Filipinas, Estados Unidos o Italia, por citar algunos.

La visita a Stratasys en Israel, rodeada de medidas de seguridad, nos muestra como en ese sector, todos esconden con celo sus innovaciones, algo natural en las economías de mercado, pero hay que hacer notar que el auge de la impresión 3D desde hace apenas cinco o seis años se debe precisamente a que han caducado muchas de las patentes que sólo permitían a un pequeño oligopolio de empresas el comercializar estas máquinas a precios no asequibles para la inemnsa mayoría.

Una impresora 3D por 500 euros era una utopía hasta que gracias a una confluencia de hechos lo ha permitido, como fueron la caducidad de algunas patentes, la aparición de la plataforma de hardware abierto Arduino y la creciente tendencia al trabajo en comunidad online, todo ello recopilado en el proyecto RepRap. Durante los 20 años de media que suele durar una patente, no ha existido competencia para algunas empresas, lo que hacía que sus precios fueran desorbitados para muchas pequeñas empresas.

Un aspecto que quizá no quedó claro en el programa es el de la fabricación distribuida, haciéndonos pensar que fabricaríamos las cosas en casa, directamente a partir de un archivo que compremos o nos descarguemos ilegalmente, aquí también hay pirateo. La tendencia va más en la idea de la fabricación distribuida, microfábricas como el FabLAb de Barcelona que visitaron, que puedan fabricar casi cualquier cosa, simplemente disponiendo de la materia prima, plástico, metal, madera, materia orgánica, etc.

Un ejemplo de fabricación distribuida es Local Motors, donde fabrican coches por impresión 3D en microfactorías y a demanda, que pueden instalarse en cualquier parte del mundo, lo que permite que cualquier mejora que se introduzca en el diseño es inmediatamente enviada a todos los centros para que la incorporen en su producción, una producción a demanda, tanto de los vehículos como de los recambios, que evita costosos stocks, mientras que el concepto de distribuida evita costes de transporte de los productos en sí, sino que sólo necesitamos la materia prima, mucho más barata de transportar.

La figura del 'prosumer' el consumidor-productor no sólo estará marcada por la capacidad de fabricar en casa con una impresora 3D y otras herrramientas, es muy probable que necesite de acudir a una microfábrica o FabLab para tener acceso a maquinaria y materiales que no puede tener en casa.

Tener una impresora 3D en la empresa -o en casa-, es probable que empiece a parecernos una necesidad, en i3D Consultores, nos aclaran un poco si realmente necesitamos de una impresora 3D y qué tenemos que tener en cuenta a la hora de introducirnos en este sector.

En el caso de la moda y el diseño, además de Danit Peleg, os aconsejamos que mireis el trabajo de Iris Van Herpen, Neri Oxman o Francis Bitonti por ejemplo, o el impresionante desfile de moda que se organizó recientemente en Argentina.

Mano protésica por impresión 3D en Enviado al Futuro

El momento de la mano prtotésica que los dos alumnos realizaron para su compañera de colegio seguramente habrá calado hondo en la mayoría de los espectadores. Para saber de dónde viene esto, deben remontarse al año 2011 cuando el sudafricano Richard Van As quedó amputado de cuatro dedos de su mano derecha tras un accidente en la carpintería.

En su afán de buscar una solución que le permitiera recuperar los dedos de forma artificial, y a un coste razonable, consiguió con ayuda, crear la primera prótesis de mano de bajo coste que podía ser fabricada por impresión 3D, algo que 'regaló' al mundo para que cualquiera pudiera coger su diseño y adaptarlo a sus necesidades para imprimirse su propia prótesis. Sus archivos se han descargado millones de veces y hay multitud de variaciones para adaptarlas a casos particulares. Si quieres indagar más en este aspecto, visita el proyecto Enabling the Future.

Aún así, se nos quedan muchas cosas en el tintero, pero sólo tienen que navegar por nuestro portal para ver todo lo que la impresión 3D hace hoy en día y lo que está por venir en el futuro.

País: España