Logran un nuevo PLA flexible y con mayor resistencia a impactos como potencial sustituto del polipropileno en envase alimentario

Redacción
Lunes, 05 Septiembre 2016

AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico (España), ha completado su participación en el proyecto europeo InnOREX. A través de estas investigaciones se ha logrado desarrollar un innovador proceso para la obtención de PLA que mejora sus propiedades mecánicas que permiten su aplicación en envases inyectados en sustitución del polipropileno.

La principal novedad en el proceso de obtención del PLA desarrollada en el proyecto InnoREX es el uso de una extrusora como reactor para producir ácido poliláctico (PLA) a partir de la lactida.

Esta nueva tecnología permite prescindir de catalizadores metálicos y emplear energías alternativas para mejorar la cinética de la reacción, así como hacer una medida en línea de la viscosidad del material durante el proceso.

Se ha realizado un extenso estudio de cómo se modifican las propiedades finales del biopolímero con la adición de aditivos y/o cargas, donde se ha logrado obtener un PLA modificado más flexible y un 200% más resistente al impacto que el convencional.

Gracias a estas mejoras en sus propiedades, se ha comprobado que el nuevo material puede ser utilizado en la fabricación de envases alimentarios mediante inyección y termoconformados en los que el PLA pueda sustituir al polipropileno. De esta forma, se
está contribuyendo a la reducción del consumo de plásticos convencionales por otros procedentes de fuentes renovables y biodegradables.

Logran un nuevo PLA flexible y con mayor resistencia a impactos como potencial sustituto del polipropileno en envase alimentario

Además, la eliminación de partículas metálicas en el proceso supondrá una mejora medioambiental y para la seguridad de los trabajadores, así como una oportunidad para la aplicación de estos biopolímeros en nuevos sectores como la biomedicina.

Tras muchos meses de investigación, se ha conseguido sintetizar un nuevo catalizador orgánico respetuoso con el medio ambiente para poder catalizar la polimerización de la lactida, consiguiendo un robusto proceso de altas conversiones para la obtención de un
PLA de alto peso molecular y buena polidispersidad de alta pureza óptica.

Proceso de obtención del PLA

La obtención del PLA se ha realizado mediante polimerización por apertura de anillo (ROP) mediante un proceso de extrusión reactiva que unifica en un único proceso la síntesis química y de granza. Además, la utilización de energías alternativas como microondas o ultrasonidos, ha permitido obtener una reducción energética de hasta el 20% en la obtención del material final

AIMPLAS ha participado en el proyecto europeo InnOREX junto con otras 11 empresas y centros tecnológicos europeos bajo la coordinación del centro alemán Fraunhofer Institute for Chemical Technology.

Logran un nuevo PLA flexible y con mayor resistencia a impactos como potencial sustituto del polipropileno en envase alimentario

El proyecto ha contado con financiación del Séptimo Programa Marco bajo contrato número 309802 y durante sus 42 meses de duración han participado como observadores las multinacionales ROQUETTE y HUHTAMAKI.

AIMPLAS es el Instituto Tecnológico del Plástico ubicado en Valencia y está inscrito en el Registro de Centros Tecnológicos del Ministerio de Economía y Competitividad.

Pertenece a la Federación Española de Centros Tecnológicos, FEDIT, y a la Red de Institutos Tecnológicos de la Comunitat Valenciana, REDIT.

AIMPLAS es una entidad sin ánimo de lucro que tiene como objetivo actuar como socio tecnológico de las empresas vinculadas con el sector del plástico ofreciéndoles una solución integral y personalizada mediante la coordinación de proyectos de I+D+i y servicios tecnológicos (análisis y ensayos, asesoramientos técnicos, formación e inteligencia competitiva y estratégica).

 

Etiquetado como: PLA, Aimplas
Aplicación: Tecnología
País: España