Biotinta 3D para la regeneración del cuerpo humano

Redacción
Sábado, 07 Enero 2017
Biotinta 3D para la regeneración del cuerpo humano

La empresa Regenesis Sociedad Limitada, con sede social en Bilbao (País Vasco, España), fue constituida el 6 de julio del año 2012 con el objetivo social de investigar sobre el desarrollo de tejidos orgánicos.

Fundada por el odontólogo colombiano Mauricio Lizarazo, ha desarrollado una biotinta para impresoras 3D que permite replicar los vasos sanguíneos de un paciente.

Según un interesante informe publicado por el diario El Mundo, el núcleo de sus desarrollos se basa en el procesado de matrices extracelulares, obtenidas de la submucosa del intestino delgado del cerdo, para utilizarlas como «medio ambiente celular». Los investigadores han conseguido «descelularizarla», obteniendo una membrana que ya se puede emplear para impregnarla de células del paciente que promuevan la regeneración de tejidos en piel quemada, cirugía gástrica u odontología.

Pero la empresa quiso dar un paso más allá. ¿Por qué no aprovechar la versatilidad que ofrece la fabricación aditiva para crear tejidos más complejos como, por ejemplo, venas? Así emprendió un ambicioso proyecto. El objetivo era crear 'tintas' para impresoras 3D compatibles con el cuerpo humano. ReGenesis ha sido capaz, junto con el centro vasco de investigación Nanogune, de convertir la matriz extracelular en un líquido que sirve como biotinta para las máquinas de fabricación aditiva. Así, se obtienen unas nanofibras muy finas. Pero, como es posible imprimirlas en 3D, se les puede dotar de cualquier forma, incluso la de un vaso sanguíneo.

En este punto, el equipo se encontró con un problema. El tejido resultaba muy frágil. Para darle fortaleza, desarrolló otra biotinta basada en la seda del gusano de seda y en la tela de araña. Este compuesto, «muy hipoalergénico», se mezcla con la matriz líquida en la máquina 3D y así se obtiene una nanofibra «muy resistente».

Biotinta 3D para la regeneración del cuerpo humano

¿Qué aplicaciones reales tiene? Lizarazo destaca que es posible «copiar» un árbol vascular del corazón de un paciente y convertirlo en un archivo digital. Después, sólo hay que 'cargar' el documento en la impresora 3D para que lo reproduzca con exactitud. Los vasos sanguíneos replicados pueden «sembrarse» en la pierna o el estómago del paciente para que la seda de la matriz sea reemplazada por sus propias células. Un mes más tarde, podría colocarse en el corazón.

La empresa ya ha logrado verificar el poder de las nanofibras y de la mezcla. «Ya hemos demostrado que funcionan», señala el fundador. Ahora, ReGenesis está probando su desarrollo con animales para posteriormente pasar a la fase clínica con humanos. Lizarazo estima que su técnica estará disponible en los próximos tres años.

Pero aún hay más. De la misma forma que la compañía vasca puede generar nanofibras de la matriz extracelular, también es capaz de obtener un polvo. Y tuvo la oportunidad de demostrar su auténtico potencial casi por casualidad. Un día, un conocido del equipo perdió medio dedo y se presentó voluntario. La alternativa era que le recortasen la falange.

Biotinta 3D para la regeneración del cuerpo humano

Para aplicar el compuesto era necesario evitar que el dedo cicatrizase y así lo hicieron, empapando día y noche la zona con el polvo de matriz extracelular. Al tercer día, se empezó a formar un tejido «muy vascularizado». Al quinto, aparecieron los vasos sanguíneos. Y a los 14 días, comenzó a salir la uña. En el primer mes, se formó el 70% de la parte amputada del dedo, con su hueso, su tejido e incluso su huella dactilar tal y como la tenía antes del accidente. El proceso se completa a los dos años.

Aplicación: Medicina
País: España