Discapacitados crean objetos adaptados a sus necesidades mediante impresión 3D

Redacción
Viernes, 06 Mayo 2016
Discapacitados crean objetos adaptados a sus necesidades mediante impresión 3D

El Centro Español de Recuperación de Personas con Discapacidad (CRMF), cuya sede está en la ciudad de Salamanca, ha dado un paso más en la búsqueda de soluciones para facilitar la vida a sus afiliados gracias al recurso de la impresión 3D.

El CRMF es un centro educativo público y gratuito dependiente del Imserso, cuyo fin es la capacitación y reconversión profesional de las personas adultas que, por accidente, enfermedad, causas congénitas o adquiridas, tienen una discapacidad física y/o sensorial.

Este Centro, que dispone de un conjunto idóneo de instalaciones y profesionales, tiene un ámbito de actuación nacional, por lo que pueden acudir personas con discapacidad que procedan de cualquier punto de España.

Los alumnos/as pueden utilizar los servicios de alojamiento y manutención del CRMF para asistir a sus ofertas formativas y, de manera excepcional, como residencia para cursar estudios en otros centros de enseñanza, como la Universidad de Salamanca y diferentes escuelas de Formación Profesional.

Entre sus objetivos, destacan los siguientes:

-Ofrecer a las personas con discapacidad física y/o sensorial en edad laboral todos aquellos medios que hagan posible surecuperación personal y profesional y que les faciliten la obtención de un puesto de trabajo.

-Impartir cursos de formación profesional ocupacional, que se pueden seguir de manera presencial o mediante teleformación, tanto para las personas con discapacidad como para profesorado especializado.

-Convertirse en un referente en el uso de las Tecnologías de Información y la Comunicación (TIC) para ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas que lo necesiten, tanto en el territorio nacional como en Europa e Iberoamérica.

Discapacitados crean objetos adaptados a sus necesidades mediante impresión 3D

En esta última línea, el CRMF viene impartiendo, desde el mes de febrero, un curso de diseño e impresión 3D. Participan en el mismo hasta un total de once usuarios, que han tenido la oportunidad de construir su propia impresora y recibir formación para su uso y diseño de objetos en tres dimensiones.

La iniciativa nació tras asistir a los talleres abiertos que ‘Mi pequeña Fábrica' y LexGo International impartieron en su centro para dar a conocer esta nueva tecnología. En suma, gracias al gran interés mostrado por todos los asistentes, el centro de recuperación tomó la determinación de contar con estas empresas para desarrollar el curso.

Discapacitados crean objetos adaptados a sus necesidades mediante impresión 3D

Desde que arrancó, los alumnos ya han encontrado gran utilidad a todos los conocimientos que han ido adquiriendo con el paso de las semanas. Para ello ha sido fundamental la ayuda de su profesor, Antonio José Alonso, ingeniero y formador especialista en impresión 3D. De hecho ha sido el artífice de la creación de numerosos objetos destinados a hacer más fácil la vida cotidiana de las personas con discapacidad.

Con unas nociones básicas los participantes han podido crear y diseñar objetos totalmente personalizados y adaptados a sus necesidades en diferentes áreas de la vida a muy bajo coste. Del diseño y modelado han resultado piezas para sillas de ruedas, prótesis, portallaves, adaptador de vasos, etcétera. El curso se extenderá hasta finales de junio de 2016 para sacar todo el partido posible a esta tecnología.

 

Aplicación: Discapacidad