Reflow, el filamento para impresoras 3D económico, ético y sostenible

Redacción
Jueves, 05 Mayo 2016
Reflow, el filamento para impresoras 3D económico, ético y sostenible

El proyecto Reflow ha iniciado una campaña de crowdfunding para poder materializar su propósito de ofrecer un filamento para impresoras 3D que sea económico, ético y sostenible.

La idea central de Reflow es la recuperación de plásticos en países en desarrollo y transformarlos en filamento para impresoras 3D de forma local, ofreciendo un precio justo a los 'recolectores' y fomentando la industria local.

Los vertederos en países en desarrollo son un medio de vida para muchos de estos recolectores que trabajan normalmente en condiciones insalubres y con jornadas interminables para ganar lo justo que les permita sobrevivir vendiendo lo que recolectan a industrias de transformación de metales o plásticos,  generalmente a precios ínfimos que les suponen unos ingresos de apenas 2 dólares al día.

Desde Reflow se pretende que estos recolectores -unos 40 millones en todo el mundo- puedan recibir un precio más justo para cada kilogramo de plástico que recolectan, del orden de veinte veces más de lo que suelen pagarles en los circuitos 'tradicionales'.

El filamento que se fabrica es de polietileno (PET), un plástico ampliamente usado en envases de agua y otras bebidas. El plástico recuperado se limpia y se tritura para posteriormente fundirlo y hacer filamento.

En Reflow quieren que el filamento sea además de alta calidad, por lo que están alcanzando acuerdos de colaboración con universidades y makerspaces para llevar a cabo tests de calidad.

El proyecto ha desarrollado un extrusor para producir el filamento que ha sido probado en programas pilotos en México, Kenya y Tanzania.

Etiquetado como: PET, filamento, reciclaje, Reflow