Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Redacción
Viernes, 22 Abril 2016
Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Local Motors, la compañía automovilística con sede en Arizona (Estados Unidos), ha anunciado que ya puede aceptar pedidos para la compra del primer coche impreso en 3D que sacará al mercado y que entregaría a los primeros compradores a principios del año 2017.

En el precio hay disparidad de versiones. La prensa estadounidense no se pone de acuerdo en una cifra concreta y baraja varias cantidades, que oscilan entre los 12.000 y los 60.000 dólares, con una estimación media de 53.000, en función del grado de personalización y de prestaciones que tenga el vehículo.

El modelo es un todo eléctrico denominado LM3D Swim que tendrá aproximadamente un 75% de sus componentes impresos en 3D, pero la compañía tiene por objetivo aumentar la proporción de piezas al 90%, ya que sigue desarrollando sus métodos conforme a la impresión tridimensional.

La carrocería del LM3D Swim es el resultado de un concurso de diseño que terminó en el mes de julio de 2015 y que ha servido para que sus ingenieros y diseñadores tengan multitud de fuentes de inspiración.

Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Local Motors espera lanzar variantes del automóvil con el mismo chasis a lo largo de este año 2016.

No obstante, deberá afrontar todavía diversos retos. En primer lugar, terminar de construir su fábrica en Knoxville (Texas), que estaba programada para finales del año pasado.

Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Después, someter el vehículo impreso en 3D a la aprobación de las autoridades federales norteamericanas, sin la cual no podrá entregarlos a los clientes.

El automóvil ha sido dado a conocer en el marco de una visita de periodistas al condado estadounidense de Prince George‘s (Maryland) y podrá personalizarse de acuerdo al gusto de cada conductor.

Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Lo innovador de este prototipo, para el que se ha usado software de la compañía alemana Siemens,  es que sus piezas fueron elaboradas a partir de una impresora 3D de grandes dimensiones, lo cual le permitió a Local Motors terminarlo en un tiempo récord de 48 horas (desde el planteamiento del diseño hasta la finalización del producto). Los técnicos de la empresa prevén que pueden reducir el tiempo hasta llegar a las 24 horas. 

Todo el vehículo está hecho en fibra de carbono reforzada termoplástica y se realiza en una impresora marca Cincinnati. Justin Fishkin, director de estrategia de Local Motors, explicó que lo interesante es que con el mismo diseño con el que se hace un vehículo de 10 centímetros, se puede hacer uno de tamaño real.

Local Motors empieza a aceptar pedidos para su coche impreso en 3D

Un 75% del vehículo es impreso de forma tridimensional. Esta parte se diseña en una sola pieza y la impresora 3D va creándola a partir de líneas delgadas de material, de abajo hacia arriba. Hay tres tipos de terminación: con líneas, tal como sale de la impresora 3D Cincinnati; pulida, sin las líneas, y pintada, con un coche normal.

Con esta nueva forma de producción, Local Motors está comercializando los vehículos cinco veces más rápido que competidores como Chevrolet y 100 veces más barato, lo que hace que la empresa sea realmente más competitiva. Helmuth Ludwig, director de Digitalización de Siemens EE.UU., explicó que el ahorro de tiempo es de 75% en la producción y de más de 100% en los cambios de diseño.

Con esta empresa de tecnología, Local Motors desarrolló un sistema de digitalización para tener los mismos diseños de los vehículos en cualquier parte del mundo y poder hacerles las modificaciones necesarias.

Uno de sus principales desafíos a la hora de comercializar el vehículo será también ajustarse a la legislación de otros países.

 

 

 

Etiquetado como: Local Motors, coche, vehículo, automóvil
Aplicación: Tecnología