Nuevas aplicaciones militares de la impresión 3D

Redacción
Sábado, 02 Abril 2016
Nuevas aplicaciones militares de la impresión 3D

La Marina de los Estados Unidos ha utilizado su primer componente impreso en 3D en un programa de misiles balísticos, un proceso que ha reducido drásticamente el tiempo de fabricación, según el productor armamentista Lockheed Martin Corp.

En un comunicado, esta compañía ha informado de que los misiles formaban parte de unos ensayos que se han realizado con éxito.

El proceso de impresión tridimensional permitió a la empresa diseñar y fabricar el componente en la mitad del tiempo que con los métodos tradicionales.

La sexta generación del misil balístico Trident II D5 utiliza un conector impreso en 3D para la parte trasera de la carcasa, la cual protege el cableado eléctrico.

El nuevo componente impreso en 3D supera con creces los estándares exigidos de ajuste, forma y función.

Por otra parte, investigadores de la Universidad John Hopkins han desarrollado mediante impresión tridimensional un dron subacuático denominado Cracuns (Corrosion Resintant Aerial Covert Unmanned Nautical System), que se caracteriza por su capacidad para acoplarse a un submarino.

El dron puede emerger a la superficie para capturar imágenes en el exterior si necesidad de que el submarino nodriza tenga que moverse y asumir ningún riesgo, una posibilidad que entraña además el ahorro de una importante cantidad de dinero.

El dron ha sido creado con impresoras 3D, incluyendo partes eléctricas que están especialmente protegidas para que de ninguna manera entren en contacto con el agua, así también cuenta con cuatro motores eléctricos usados para expulsar el agua y proteger aquellas piezas identificadas como mucho más sensibles.

 

 

 

Etiquetado como: Militar, Defensa, dron, misil
Aplicación: Aeroespacial, Industria