Filamentos para la impresión 3D con propiedades antisépticas

Redacción
Miércoles, 24 Febrero 2016
Filamentos para la impresión 3D con propiedades antisépticos

AIJU, Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio con sede en Ibi (Valencia, España), ha desarrollado unos nuevos filamentos para ser procesados a través de tecnología de impresión 3D que incorporan propiedades antisépticas, por lo que resultan especialmente interesantes en su aplicación en juguetes de uso comunitario como el que se les da en ludotecas, guarderías o, más importante, en salas infantiles de hospitales. Esta propiedad incrementa la higiene de los juguetes.

Estos filamentos tienen otra notable característica y es que pueden simular juguetes fabricados en madera y dar a cada objeto un aspecto más similar al que imitan.

Esta acción se ajusta a la demanda del sector del juguete, que cada vez con mayor frecuencia requiere productos que simulen sus homólogos reales a los que representa y, en casos delimitados, con funcionalidades especiales para ser utilizados en ámbitos especialmente sensibles. Asimismo, la alta capacidad de innovación en diseño y requerimientos de personalización del sector puede ampliarse notablemente con la introducción de tecnologías de impresión 3D.

En concreto, esta investigación surge del proyecto AMFAB, cuyo objetivo es la obtención de un sistema integrado de fabricación avanzada de piezas funcionales y/o personalizadas para cada sector industrial, obtenidas mediante FDM (Fused deposition modelling o Modelo por deposición en fundido – una de las tecnologías de impresión 3D), desarrollando nuevas formulaciones con materiales poliméricos funcionalizados, filamento apropiado para su procesado y herramientas de diseño para esta tecnología.

Francisco Valera, técnico responsable del proyecto en AIJU ,indica que “actualmente, la fabricación de productos mediante técnicas tradicionales conlleva un alto coste. Sin embargo, la introducción de técnicas de impresión 3D permitirá la personalización de un juguete determinado por parte del usuario, e incluso, dotarle de un aspecto real como puede ser aspecto madera o propiedades antisépticas para su uso en entornos específicos”.

Durante el presente año 2016, se espera desarrollar nuevos filamentos técnicos con propiedades fotocrómicas o termocrómicas (que cambien de color por la acción de la luz y el calor, respectivamente) para el desarrollo de nuevos prototipos demostradores del sector del juguete.

El proyecto AMFAB está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE), co-financiado con fondos FEDER, a través del programa “Proyectos de I+D en colaboración” en la actuación IMDECA-Proyectos de I+D en colaboración siendo los centros del consorcio AIJU, coordinador del proyecto.

El Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio –AIJU- se fundó en junio de 1985, en la localidad alicantina de Ibi. Actualmente cuenta con 586 empresas asociadas, pertenecientes a distintos sectores, de las que el 50% pertenece al sector juguetero. Este porcentaje convierte a AIJU en la organización de ámbito nacional con mayor número de empresas asociadas del sector y un auténtico referente.

El resto de las empresas operan en sectores como el de la puericultura, pequeño electrodoméstico, automoción, transformación del plástico, eléctrico, moldes y matrices, productos infantiles, entre otros.

AIJU ofrece actualmente servicios en las áreas de Ingeniería de Desarrollo de Producto-Laboratorios, Sistemas de Gestión de Proyectos, Estudios de Productos y Pedagógicos, Formación, Información y Administración

Etiquetado como: filamentos, antiséptico, juguetes, Aiju
Aplicación: Ocio
País: España