Bioimpresión 3D emulando el algodón de azúcar

Redacción
Sábado, 13 Febrero 2016
Bioimpresión 3D emulando el algodón de azúcar

Leon Bellan, profesor de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Vanderbilt, ha desarrollado una técnica de bioimpresión 3D inspirada en la forma de obtención de algodón de azúcar, según ha informado en un artículo publicado en la revista científica Advanced Healthcare Materials.

Desde hace varios años este profesor ha estado jugando con las máquinas de algodón de azúcar, para que hagan redes de pequeños hilos comparables en tamaño, densidad y complejidad a los patrones formados por los tubos capilares, esos pequeños vasos de paredes delgadas que proporcionan oxígeno y nutrientes a las células y transportan material de desecho.

Su objetivo ha sido elaborar redes de fibra que puedan ser usadas como plantillas para producir los sistemas capilares necesarios para crear órganos artificiales a gran escala ".

En su artículo en Advanced Healthcare Materials, informa de que ha tenido éxito en el uso de esta técnica poco ortodoxa para producir un sistema capilar artificial tridimensional, que puede mantener las células vivas y funcionales durante más de una semana, lo cual es una mejora espectacular en comparación con los métodos actuales.

Bioimpresión 3D emulando el algodón de azúcar

"Algunas personas en el campo piensan que este enfoque es un poco loco", dijo Bellan, "pero ahora hemos demostrado que podemos utilizar esta técnica sencilla para que las redes de microfluido imiten el sistema capilar en tres dimensiones del cuerpo humano en una celda . Generalmente no es tan difícil hacer que las redes bidimensionales funcionen, pero la adición de la tercera dimensión es mucho más difícil; con este enfoque, podemos hacer que nuestro sistema sirva en tres dimensiones, como nos gusta ".

Muchos investigadores de ingeniería de tejidos, incluyendo Bellan, centran actualmente sus esfuerzos en una clase de materiales similares a gel para el cabello -geles a base de agua, llamados hidrogeles- y el uso de estos materiales como andamios para apoyar las células dentro de los órganos artificiales tridimensionales.

La Universidad de Vanderbilt obtuvo su técnica de trabajo con una máquina de algodón de azúcar de 40 dólares de la tienda Target más cercana, por lo que los hospitales no necesitarían un equipo costoso (más allá de una impresora 3D compatible con orgánicos) para crear trasplantes viables.

 

 

Aplicación: Medicina