Kai Parthy lanza su propio hotend para impresoras 3D, el '1730 Full Metal' apto para 1,75 y 3 mm

Redacción
Jueves, 04 Febrero 2016
Kai Parthy lanza su propio hotend para impresoras 3D, el '1730 Full Metal' apto para 1,75 y 3 mm

Dos de las referencias en la impresión 3D de consumo han unido sus fuerzas para desarrollar un nuevo 'hotend' para impresoras 3D de tipo de filamento fundido, generalmente conocidas como FFF o FDM.

Kai Parthy, el 'mago' de los filamentos y la tienda holandesa RepRapUniverse han colaborado durante meses para desarrollar un hotend, la pieza por la que se introduce el filamento sólido, se funde y sale extruido por la boquilla, que cumpla las expectativas de los usuarios más exigentes.

Según ha declarado Kai Parthy, creador de famosos filamentos 'exóticos' como LAYWOO-D3, LAYBRICK, LAYCeramic, MOLDLAY, POROLAY-series y más recientemente el filamento SOLAY, "durante los pasados cinco años he desarrollado mis propios hotends para probar mis filamentos. También hago pruebas con los hotend tipo 'full metal' que existen en el mercado, pero normalmente han necesitado muchos ajustes para evitar problemas térmicos. Con la idea de solventar estos problemas térmicos con una nueva configuración, realicé varios prototipos junto con RepRapUniverse. Tras muchas pruebas y ajustes, llegamos a los prototipos finales que pasaron la fase 'beta'. El nuevo hotend 1730 ha sobrepasado mis propias expetactivas y puede convertirse en un nuevo estándar para la impresión 3D de consumo".

El hotend 1730 permitirá usar tanto filamento de 1,75 mm como de 3 mm debido a su sistema modular que, según sus creadores, permite este cambio en menos de cinco minutos, además de estar diseñado a prueba de fugas y optimizado para filamentos estándar, especiales o de alta temperatura. Según indican sus creadores, su modularidad permite cambiar de boquilla de forma rápida y fácil así como usar extrusión directa o bowden.

Como punto clave, destacan la gestón térmica, con una zona de fusión del filamento muy reducida en comparación con el tamaño total y barreras térmicas optimizadas, es capaz de alcanazar la temperatura de trabajo en tan sólo 49 segundos. Es de tipo 'full metal', realizado en aluminio, por lo que no usa elementos plásticos de PEEK ni PTFE.

Incluye sistema de montaje y adaptadores para la mayoría de impresoras 3D disponible en el mercado, tipo RepRap y otras que ya incluyen hotends tipo J-Head o E3D. Un módulo para llegar a 500 grados será ofrecido como accesorio próximamente.

De momento está disponible a través de una campaña de crowdfunding en Kickstarter, empezando a un precio de 80 euros para un sólo diámetro de filamento y 130 euros la versión compatible con los dos anchos de filamento.

Etiquetado como: hotend, Kai Parthy, crowdfunding
Aplicación: Tecnología