Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

Redacción
Jueves, 14 Enero 2016
Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

El Teatro de la Opera de Montreal (Canadá) eligió una réplica impresa en 3D de siete metros de altura de una escultura original del artista español  Víctor Ochoa para que sirviera de elemento principal en el montaje de la ópera Elektra, tal como ya informó imprimalia3D:

http://www.imprimalia3d.com/noticias/2015/12/14/005571/escultura-7-metros-impresa-3d-pera-elektra

 

Los responsables de la empresa guipuzcoana Undo Prototipos han contado posteriormente al Diario Vasco cómo realizaron la copia de 'Agamenon', que así se llama la estatua: mediante diez impresoras 3D trabajando durante cinco meses las 24 horas del día.

El esbozo de este proyecto empezó a dibujarse hace ya dos años, cuando el director de la Ópera de Montreal decidió que la escultura original 'Agamenón', del artista madrileño Víctor Ochoa, le venía como anillo al dedo para la escenografía de la obra que estaba produciendo.

Fue entonces cuando entró en juegó Undo Prototipos. El escultor había trabajado con esta empresa en creaciones anteriores, como en la impresión del trofeo que él mismo diseñó para el premio cinematográfico José María Forqué, y volvió a contactar con ellos para llevar a cabo este proyecto a gran escala.

Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

«La Ópera necesitaba una escultura de enormes dimensiones y empezamos a ver cómo lo podíamos hacer», cuenta la responsable del proyecto de Undo Prototipos, Nerea Muñoz. La figura pesa más de 2.400 kilos y está formada por 2.500 placas -fabricadas mediante impresora 3D- que se han montado y pegado entre ellas formando la carcasa de la escultura y envolviendo un armazón interno de aluminio. Para esculpirla se han necesitado 400 kilos de plástico consumible -«cuando normalmente se gastan sólo 100 gramos por impresión»- que han comprado a otra empresa donostiarra: Plabs.

Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

«La impresora estampa piezas de 200 x 200 milímetros y fabricar una estatua de siete metros con trocitos de este tamaño es muy complejo», sostiene Nerea Muñoz. Hace siete meses, la empresa catalana Asocard realizó un escaneado 3D del 'Agamenón' original de Víctor Ochoa y a partir de ahí se diseñaron las piezas exteriores y el armazón interior, dividiendo la escultura en siete niveles diferentes.

Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

«Cada nivel está dividido en treinta placas aproximadamente y estas placas, a su vez, están divididas en trozos que puedan entrar en las impresoras 3D», explica. El rompecabezas suma un total de 2.900 piezas que encajan entre ellas y se montan sobre la estructura de alumnio, «como un puzzle gigante».

Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

En el local que Undo Prototipos tiene en Lasarte cinco personas han llevado a cabo el minucioso trabajo de montar las placas «una por una, hasta que midiesen un metro de largo y otro de ancho». Una vez obtenida la dimensión requerida, las placas se iban trasladando al estudio de Víctor Ochoa en Madrid, donde su equipo juntaba las piezas sobre la estructura de aluminio. «Allí se montó toda la figura y se le aplicaron diferentes tratamientos superficiales para proteger la pieza y darle el color adecuado y la textura deseada».

Tras haber realizado un premontaje en Madrid para verificar que «todo había encajado en su sitio», la figura desmontada cruzó el Atlántico en barco y llegó a Montreal, donde la reconstruyeron y le dieron los últimos retoques para subirla al escenario.

Diez impresoras 3D trabajando 24 horas durante cinco meses para crear la estatua de la ópera Elektra

Así, sobre el tablado de la Ópera de Montreal, lució 'Agamenón', cuya producción costó cerca de 80.000 euros. En las cinco sesiones de 'Elektra', los cantantes pudieron pasar por debajo de la escultura, pisarla y tocarla. Su estructura flexible está preparada para ello; también para que, colgando de la zona superior del escenario y rotando, muestre todos sus ángulos al público durante el transcurso de la obra.

La impresión «más excepcional» que Undo Prototipos ha realizado en sus cuatro años de trayectoria como empresa y en los más de 25 que sus miembros llevan en el sector, cuenta con un diseño por piezas que posibilita montarlo y desmontarlo en apenas dos días. «Varios trabajadores pueden meterse dentro de la estructura y trabajar desde ahí», detalla Muñoz.

'Agamenón' reposa ahora separado por piezas en un almacén de Montreal, esperando a que otra ópera en cualquier otra parte del mundo contrate 'Elektra' y pueda girar sobre su escenario.

 

Aplicación: Arte y cultura
País: España