La coreana Rokit lanza filamentos de impresora 3D para contacto directo con humanos y alimentos

Redacción
Miércoles, 02 Diciembre 2015
La coreana Rokit lanza filamentos de impresora 3D para contacto directo con humanos y alimentos

La empresa surcoreana Rokit ha lanzada una nueva línea de filamentos plásticos para impresoras 3D que cumplen los requisitos de la FDA norteamericana para estar en contacto directo con humanos y con alimentos.

En lo que todavía es una asignatura pendiente para la impresión 3D personal, los nuevos filamentos de Rokit parecen aportar un salto cualitativo para ampliar el horizonte de aplicaciones de la impresión 3D.

Los nuevos filamentos. que se comercializarán con el nombre de Skinflex y Kitchen&Deco, han sido desarrollados en una colaboración entre Rokit y la también coreana Kolon Plastics, especializada en plásticos técnicos como al POM, poliamidas, PET o policarbonato entre otros, para suplir a las industrias automovilísticas, energética y alimentarias principalmente.

Entre las aplicaciones de las impresoras 3D, nos emcontramos multitud de usos para realizar elementos que son usados en contacto con alimentos como corta-galletas, utensilios de cocina, platos, cucharas, vasos, o que están en contacto con la piel como pulseras y colgantes. La elección del plástico es crucial si queremos realizar este tipo de productos, pues podemos estar poniendo en riesgo nuestra salud de forma innecesaria, al usar plásticos que desprenden partículas tóxicas o que debido a su proceso de fabricación son altamente porosos y crean un hábitat idóneo para la proliferación de bacterias.

Hasta ahora, para los ususarios particulares, casi siempre limitados a usar ABS y PLA, este tipo de prácticos son poco aconsejables, al no ser plásticos que cumplan las normativas para estar en contacto con alimentos. No obstante, ya empiezan a aparecer otros plásticos para impresoras 3D, como el PET, que a priori sí permite su uso para el contacto con alimentos.

En cuanto a los nuevos plásticos de Rokit, el Skinflex está especialmente diseñado para ser usado sin peligro en contacto con la piel humana, lo que, con la propiedad elástica que incorpora, nos permitiría realizar elementos como plantillas de zapatos, pulseras, ropa y complementos y wearables en general. El software de Rokit Creator K permite hacer ajustes en la impresora 3D para obtener diferentes texturas y apariencia superficial.

La coreana Rokit lanza filamentos de impresora 3D para contacto directo con humanos y alimentos

El Skinflex ya ha sido utilizado en la confección de ropa, con modelos que han ganado el primer premio en una reciente competición sobre diseño e impresión 3D celebrado en Corea del Sur.

La coreana Rokit lanza filamentos de impresora 3D para contacto directo con humanos y alimentos

En lo que respecta al Kitchen&Deco, es bastante obvio por su nombre que está pensado para realizar utensilios de cocina, ornamentales y objetos que vayan a estar en contacto con alimentos.

Según la empresa, ambos materiales carecen de sustancias cancerígenas ni BPA y los dos cumplen la normativa de la agencia norteamericana de sanidad FDA.

Los dos materiales estarán disponibles a finales de año a un precio estimado de 65 dólares el kilogramso del Kitchen&Deco y 75 dólares en el caso del Skinflex.

Rokit, es conocida en el sector de la impresión 3D por su gama de impresoras 3D 3DISON, una de las principales marcas en el mercado surcoreano. Además, la empresa ha recibido el apoyo del gobierno con un incentivo de tres millores de dólares para el desarrollo de sistemas de bioimpresión 3D.

Etiquetado como: Rokit, filamento, flexible, comida
Aplicación: Gastronomía, Ocio