BMW conmemora los 25 años de uso de la impresión 3D

Redacción
Domingo, 29 Noviembre 2015
BMW conmemora los 25 años de uso de la impresión 3D

El Grupo automovilístico alemán BMW celebra que lleva 25 años introduciendo nuevas técnicas de fabricación innovadoras, entre las que destaca la impresión en 3D, a la que considera clave en los métodos de producción del futuro.

La marca alemana asegura en una nota que la impresión en 3D la utiliza desde hace tiempo en muchas áreas, lo que le permite mayor libertad en la fabricación, al tiempo que le garantiza mayor rapidez y calidad en el proceso.

Desde 1990, el Centro de Tecnologías Rápidas del Grupo empezó a desarrollar nuevas técnicas y en 1991 produjo las primeras piezas con una máquina estereolitográfica (3D), recuerda BMW.

En un principio el uso que le dio fue fabricar componentes para los prototipos, lo que luego ha hecho más extensivo.

Por ejemplo ahora la emplea en el diseño de piezas con producción limitada o de partes complejas de un vehículo, ya sea para la fase de pre-desarrollo como para la de validación o en prototipo.

También ha sido fundamental para crear nuevos modelos como los que componen la gama i de BMW (el eléctrico i3 y el deportivo híbrido enchufable i8) o para la restauración de modelos clásicos, a los que se pueden escanear partes en tres dimensiones.

BMW conmemora los 25 años de uso de la impresión 3D

La Oficina del Grupo Tecnológico del Grupo BMW en Silicon Valley (Estados Unidos) está llevando a cabo los primeros tests con el nuevo CLIP (líquido interfaz de producción continúa), del que destaca que es más rápido que métodos anteriores.

El Grupo BMW también destaca que emplea los nuevos métodos de fabricación para el diseño y desarrollo de herramientas especiales.

Por ello, le ve un enorme potencial en la producción en serie, así como en nuevas ofertas para clientes que buscan personalizar sus vehículos.

En BMW no sólo trabajan alrededor del coche. En 2012 el equipo paralímpico británico de baloncesto les encargo el diseño de unos asientos específicos para cada jugador y su silla. Gracias a este sistema se pudo obtener elementos más ligeros y también una adaptación ideal para los atletas, lo cual brindó una ventaja importante para los jugadores.

A mediados de 2014, BMW Group presentó una herramienta ergonómica impresa en 3D para el montaje del vehículo que protege a los trabajadores contra presiones excesivas en las articulaciones del pulgar, mientras llevan a cabo determinadas actividades de montaje. Cada uno de estos dispositivos flexibles es una pieza única, personalizada para ajustarse a la forma y al tamaño de la mano de un trabajador específico.

Otro logro ha sido la aplicación de métodos de fabricación aditiva para partes metálicas, que permite nuevas soluciones y que ya se utiliza en pequeñas producciones en serie. Durante varios años, BMW ha equipado a sus coches del Campeonato Alemán de Turismos, DTM, con bombas de agua hechas con impresión en 3D. La bomba de agua impresa en 3D número 500 fue instalada en abril de este año. El componente de alta precisión, el cual está sujeto a elevadas condiciones, consta de unaaleación de aluminio y ha probado ser un elemento sumamente importante para el automovilismo.

El equipo del Centro de Tecnologías Rápidas en el Centro de Investigación e Innovación (FIZ) de BMW Group en Múnich trabaja en alrededor de 25.000 peticiones de prototipos anualmente, produciendo cerca de 100.000 componentes al año para clientes internos. Las partes van desde pequeños contenedores de plástico, hasta el diseño de muestras y componentes del chasis para pruebas funcionales. Dependiendo del procedimiento y del tamaño del componente, las partes de muestra pueden estar disponibles en sólo unos días.

 

Etiquetado como: BMW, coche, automóvil, Automoción
Aplicación: Automoción, Industria