Opel reduce sus costes de utillaje un 90% gracias a la impresión 3D

Redacción
Viernes, 20 Noviembre 2015
Opel reduce sus costes de utillaje un 90% gracias a la impresión 3D

Stratasys, empresa de soluciones de fabricación aditiva e impresión en 3D, ha asegurado que la fábrica de automóviles Opel logra reducir los costes de fabricación de utillaje hasta un 90% gracias al uso de la impresión 3D, lo que además le permite tener herramientas de montaje listas en menos de 24 horas.

La impresión 3D del utillaje es algo que va ganando adeptos en todos los sectores, aunque muy especialmente en el automovilístico, donde el ensamblado a mano aún es necesario en muchas partes y requiere de utillaje para la ayuda en la colocación de numerosas piezas, desde una simple guía para colocar una pegatina en el lugar adecuado, hasta útiles que permiten ensamblar partes más críticas en cuestión de segundos con total precisión.

Opel ya anunció como en su nuevo modelo 'Adam' se utilizaban hasta 40 piezas de utillaje por impresión 3D -algo que algunos medios tergiversaron asegurando que el coche incorporaba 40 piezas hechas por impresión 3D-, y de momento sigue la senda dado los buenos resultados que ha ido obteniendo. En el Adam,  las herramientas de montaje sirven para ensamblar componentes con precisión, como las molduras tipo faldón y los alerones de techo, para alinear las características letras ‘Adam' en la ventanilla lateral trasera y para montar el cristal y los techos retráctiles.

"Las herramientas personalizadas impresas en 3D no solo nos han ayudado a reducir drásticamente los costes y el tiempo de producción de las herramientas: ahora también podemos producir formas más complejas imposibles de lograr con la fabricación tradicional. Es una ventaja fundamental con la que adaptamos la herramientaa cada operario y vehículo en concreto", explica Sascha Holl, ingeniero de simulación virtual y diseño de herramientas en Opel.

Otra ventaja que supone usar impresión 3D para el utillaje es que éstos pueden evolucionarse constantemente, con la experiencia y sugerencia aportadas por los propios operarios de las líneas de montaje que valoran estas herramientas y proponen mejoras. Las pruebas e iteraciones se realizan en una fracción de tiempo en comparación con métodos tradicionales, manteniendo siempre un resultado óptimo.

"El ejemplo de Opel demuestra el enorme impacto que pueden tener en la eficacia de la producción las piezas impresas en 3D como las herramientas de fabricación, con bajo riesgo y grandes ventajas", explica Andy Middleton, presidente de Stratasys EMEA. "Al poder producir elementos a demanda a precios reducidos se puede acelerar en gran medida la producción, una gran ventaja competitiva para las empresas. Si se añade la capacidad de personalizar herramientas con eficiencia y de crear geometrías complejas, comprendemos hasta qué punto la fabricación aditiva está transformando las operaciones de producción de Opel".

Etiquetado como: Opel, Stratasys, coches
Aplicación: Automoción, Industria