Natural Machines pone nueva fecha de salida para su impresora 3D de comida y multiplica el precio inicial por cuatro

Redacción
Lunes, 09 Noviembre 2015
Natural Machines pone nueva fecha de salida para su impresora 3D de comida y multiplica el precio inicial por cuatro

La firma barcelonesa Natural Machines ha vuelto a poner fecha al lanzamiento de su impresora 3D de comida 'Foodini'. Esta vez ha asegurado Emilio Sepúlveda, CEO de la empresa, que será en febrero de 2016 cuando empiece a comercializarse para profesionales.

Tomaremos esta declaración con mucha cautela, pues llevamos ya desde 2013 con declaraciones similares que no se han materializado. De momento, lo único cierto que sabemos es que tienen un prototipo que han llevado a múltiples ferias y que tienen un departamente de comunicación y marketing con contactos al más alto nivel, dirigido por la ex-Google, Lynette Kucsma, pues han sido noticia en los más prestigiosos medios internacionales y tecnológicos -Washington Post, Forbes, CNN, BBC, ABC, National Geographic, Euronews, Daily Mail, El País, GigaOM, Mashable y por supuesto Imprimalia 3D - durante estos años, y todo ello sin tener constancia de haber vendido ni una sola unidad.

Otro dato interesante es que ni siquiera consiguieron cerrar con éxito una campaña de corwdfunding, aunque se quedaron muy cerca de conseguir los 100.000 dólares que buscaban y, preguntados por este inconveniente, nos aseguraron que no supondría ninguna traba en su proyecto.

En declaraciones a EFE, Sepúlveda asegura que las primeras impresoras en 3D, pensadas para hoteles, restaurantes, hospitales y pastelerías, preparan el plato pero no lo cocina, pero la siguiente versión, que estará operativa en 2017 ya será para el consumidor doméstico, porque también cocinará.

Sepúlveda se aventura a pronosticar que las impresoras 3D de comida podrán, en un futuro cercano, sustituir a algunos elementos actuales de las cocinas, como el microondas.

La Foodini usa cápsulas de alimentos de 120 cc que son depositados por medio de una especie de jeringa o manga pastelera que es controlada por un robot cartesiano para dar la forma que previamente se haya diseñado. El proceso se repite capa a capa con distintos ingredientes hasta formar el plato elegido, como una pizza, una hamburguesa, raviolis o galletas. La Foodini puede usar cinco cápsulas distintas a la vez.

Las cápsulas podrán ser rellenadas por los propios usuarios o bien adquirir cápsulas preparadas y vendidas por algunas empresas de alimentación con las que ya están en contacto.

Como no podía ser menos, esta máquina estará conectada a la nube y podremos descargar sabrosas recetas de internet que hayan compartido otros usuarios.

El precio ha sufrido una modificación considerable desde los 1.000 dólares a los que se estimaba en un principio que se podría vender y ahora hablamos de 4.000 dólares para las primeras 400 unidades, las cuales aseguran ya están vendidas. No obstante, Sepúlveda ha señalado que a partir de agosto habrá una producción mayor y su precio estará entre los 1.500 y los 2.000 dólares.

La empresa ya cuenta con una veintena de empleados repartidos por cinco países, algunos de ellos en China, donde se fabricará la máquina y donde la empresa tiene una oficina permanente.

Fundadores de Natural Machines

La empresa comenzó con unos modestos 30.000 euros aportados por sus cuatro socios fundadores que ya se han convertido en dos millones, incluyendo una aportación de un millón por la empresa que fabricará las máquinas.

Etiquetado como: Natural Machines, Foodini, comida
Aplicación: Gastronomía
País: España