Reconstruida la diosa Fortuna tras imprimirse en 3D réplicas de sus 200 fragmentos

Redacción
Miércoles, 14 Octubre 2015
Reconstruida la diosa Fortuna tras imprimirse en 3D réplicas de sus 200 fragmentos

El Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León (España) ha podido culminar la compleja restauración de una escultura de la diosa Fortuna gracias a la labor previa de escaneado 3D y de impresión tridimensional de los aproximadamente 200 fragmentos que fueron hallados de la misma para ensayar sobre cómo encajaban unos con otros. Los trozos de la estatua fueron encontrados en el Teatro Romano de laantigua colonia Clunia Sulpicia (Peñalba de Castro).

La restauración de la escultura de la diosa Fortuna, fue encargada por la Diputación Provincial de Burgos a finales del año 2013 con un presupuesto de 18.876 euros y se inició con un proyecto de estudio e investigación sobre la pieza.

Una actuación que se realizó en el marco del Plan de Intervención PAHIS 2020, que cuenta con un programa específico que da soporte a las acciones que se desarrollan desde el Centro de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Castilla y León (CCRBC). Uno de los objetivos de esta institución es la investigación aplicada a la conservación, gracias a la especialización técnica e instrumental con la que está dotada.

La pieza es una escultura de mármol romana de tamaño superior al natural hallada a lo largo de varias campañas de excavación arqueológica, con rasgos iconográficos que han permitido identificar esta personificación con la divinidad Fortuna. Aparece vestida a la manera griega con túnica ceñida bajo el pecho y cubierta parcialmente por un manto. Los investigadores se enfrentaron a un gran reto, ya que la escultura se encontró multifragmentada en casi de 200 elementos dispersos por el terreno.

El proyecto de investigación y restauración se ha abordado de forma multidisciplinar, partiendo de un completo estudio de caracterización del material escultórico y su procedencia, la composición y la estructura de los fragmentos. En el proceso se encontraron evidencias de policromía, por lo que se abordó un estudio sobre los pigmentos y cromatismo de la escultura con técnicas como la fluorescencia de rayos X y análisis químicos a través de microscopía óptica y electrónica, sin necesidad de tomar muestras físicas, que han permitido recrear el color original.

Reconstruida la diosa Fortuna tras imprimirse en 3D réplicas de sus 200 fragmentos

Para la realización de estas investigaciones, junto al Laboratorio de Física y Química del CCRBC de Castilla y León, han colaborado instituciones como la Universidad de Zaragoza y el Instituto de Patrimonio Cultural de España.

La volumetría y el estado de conservación de los fragmentos se han documentado por medio de escaneado láser 3D, para generar un modelo virtual y una impresión en tres dimensiones de cada uno de ellos para tener una idea previa para realizar el montaje y reconstrucción de la pieza, una labor que revestía una gran dificultad, si tenemos en cuenta que el tamaño y el peso de la mayoría de los trozos hacían compleja su manipulación.

Para el proceso de restauración y montaje de la escultura se ha recurrido a procedimientos poco usuales para la intervención en este tipo de obras, planificando una metodología específica. En primer lugar, se realizó una consolidación estructural de todos los fragmentos con un tratamiento químico. Después, se procedió a la limpieza de cada uno de ellos, combinando procedimientos mecánicos y limpieza fotónica a través de láser.

Para el montaje se ha diseñado y construido una estructura interna y autoportante. A los distintos fragmentos se les realizaron pequeños rebajes para poder anclarlos entre sí sin utilizar adhesivos. En las zonas donde era preciso se ha realizado una reconstrucción volumétrica con materiales ligeros y reversibles, y cuando ha sido necesario se ha aplicado una entonación cromática.

La intervención se completa con la instalación de la escultura en el centro de interpretación de Clunia,  con la colaboración de la Diputación de Burgos y el equipo de investigación del yacimiento, conformado por miembros de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad de Valladolid y la Universidad de Barcelona, dirigidos por Miguel Ángel de la Iglesia y Francesc Tuset.

Para contribuir a su interpretación, se han realizado una serie de materiales didácticos de apoyo como paneles explicativos, panel con recreación del cromatismo de la escultura y vídeo en el que los técnicos participantes explican el proceso de estudio y restauración de la pieza.

 

Etiquetado como: Diosa Fortuna, estatua, escultura, Burgos
Aplicación: Arte y cultura
País: España