Convierte tu bicicleta en híbrida con una sencilla impresora 3D

Jorge Pérez
Jueves, 27 Agosto 2015
Convierte tu bicicleta en híbrida con una sencilla impresora 3D

El australiano David Kitson, de 46 años, ha sido el artífice del primer sistema híbrido gasolina/eléctrico que se ha conectado a una bicicleta, con la particularidad de que ha realizado la mayoría de las piezas en una impresora 3D de escritorio.

Todo empezó cuando recogió una antigua bicicleta con motor de explosión que había sido tirada a la basura, la comenzó a reparar, pero pensó que sería ideal hacerla híbrida, para que pudiera ser recargada con electricidad en su garage o usar el pequeño motor a gasolina que incorpora para extender su uso mientras pueda repostar.

Kitson no tenía ni idea de que fuera la primera vez que se hacía algo similar, pero cuando vió que después de preguntar en foros y contactar con otros 'makers' que habían publicado proyectos relacionados, se dió cuenta que esto iba a ser más complicado, pues no había referencia alguna anterior que ya hubiera probado algún diseño.

Convierte tu bicicleta en híbrida con una sencilla impresora 3D

La bicicleta usa un pequeño generador a gasolina de 1 kW que alimenta las baterías que a su vez alimentan el motor eléctrico que se acopla a la transmisión.

Lo más impactante es que Kitson ha realizado muchas de las piezas por impresión 3D en una pequeña impresora 3D de tan sólo 120x120x120 mm de volumnen, por lo que ha tenido que "exprimirse el cerebro" para lograr realizar las piezas con esa limitación de volumen y además tener en cuenta la posición en que se imprime la pieza, un elemento clave en el uso de impresoras 3D de tipo FFF -fabricación por filamento fundido, también llamada FDM-.

Convierte tu bicicleta en híbrida con una sencilla impresora 3D

Las piezas no solo se limitan a sujeciones o conductos, como hemos vista en muchas otras ocasiones, sino que también ha realizado piezas funcionales que se usan para la transmisión del movimiento mecánico. Obviamente estas piezas sufren un desgaste considerable en comparación con otras realizadas en metal, por ejemplo, pero la facilidad de imprimir más recambios le merecen la pena. En general, cualquier pieza que no existiera comercialmente ha sido realizada por impresión 3D.

Convierte tu bicicleta en híbrida con una sencilla impresora 3D

En un país como Australia, donde todo suele estar lejos, el transporte público no llega a todas partes y el uso de bicicletas convencionales suponen hacer recorridos demasiado extensos, por lo que las bicicletas con motor pueden ser una solución al transporte personal. La bicicleta de Kitson le ofrece una autonomía de hasta 40 km sin tener que pedalear, aunque como Kitson indica, "acabas pedaleando de forma natural", con lo que además haces algo de ejercicio.

El ingenio de Kitson, además ha sido declarado 'legal' por el Departamento de Transporte de Western Australia.

Además, Kitson ha diseñado todo de forma que no pueda ser patentado, para no recibir el acoso de los lobbies anti-hágaselo-usted-mismo. Los diseños serán publicados para que cualquiera con una impresora 3D puede realizarse una similar.

Etiquetado como: bicicleta, Australia
Aplicación: Automoción, Industria