Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

Redacción
Miércoles, 22 Julio 2015
Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

El Museo Nacional del Aire y el Espacio de Estados Unidos (Smithsonian Institute) lanzó una campaña de financiaciación con la que conseguir fondos  para conservar el traje espacial que usó el astronauta Neil Armstrong al convertirse en el primer ser humano en pisar la Luna.

El traje se está deteriorando y no ha estado en exhibición desde el año 2006.

El museo desea exponerlo cuando se cumplan los 50 años de la famosa caminata lunar. Más adelante sería la pieza central de la galería “Destino, la Luna” que se inauguraría en 2020.

El museo es el más visitado de Estados Unidos, al superarse los ocho millones de visitantes al año.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

La campaña de financiación ha comenzado justo al cumplirse 46 años de la caminata de Armstrong por la superficie del satélite, en el año 1969. Sus promotores explican que los trajes espaciales fueron confeccionados para un uso de corto plazo y con material degradable.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

El museo se propone recaudar 500.000 dólares a través del sitio Kickstarter para realizar un trabajo de conservación en el traje, digitalizarlo con un escaneo tridimensional y construir una caja de vidrio climatizada para resguardarlo.

La digitalización serviría para que sus partes puedan ser replicadas usando impresión 3D.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

Todo esto es muy costoso y tal parece que ni la NASA ni el Gobierno de Obama están interesados en contribuir a la preservación del traje espacial.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

El museo se asoció con Kickstarter para una serie de proyectos de financiación, del que éste es el primero.

Neil Armstrong, comandante de la misión Apolo 11, fue el primer hombre en poner un pie en la Luna, el 20 de julio de 1969.

Legó a la posteridad la declaración: “Éste es un pequeño paso para el hombre, pero un gran salto para la Humanidad”.

Apenas iniciada, la campaña del museo ha reunido 81 mil dólares, aportados por 1.065 benefactores.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

La campaña de financiación ha sido también lanzada en las redes sociales con la etiqueta #RebootTheSuit (#ReiniciarElTraje) y en principio tendrá una duración de un mes.

Como recompensa, los ciudadanos que participen en el proyecto podrán desde conocer a un astronauta hasta recibir un parche con el emblema de la misión espacial de Neil Armstrong o una impresión 3D de su guante.

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil ArmstrongCampaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

Con los datos de la digitalización del traje, el museo desarrollará herramientas en línea para examinar el traje espacial y desarrollar materiales educativos que puedan ser utilizados en las escuelas de todo el mundo, según precisó en un comunicado la institución.

"Ahora mismo falta algo", explica el astrónomo y divulgador Phil Plait, que le pone cara a la iniciativa. "Los trajes verdaderos están guardados en Otro lugar, ni siquiera están en este edificio, en una instalación especial para su protección".

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

Ahora, insiste, la tecnología permite digitalizarlo y exhibirlo al público, así que "es hora de reiniciar el traje".  "El escaneo digital en 3D del traje", aseguran las autoridades del museo, "nos ofrece la oportunidad de poner el traje directamente en vuestras manos".

Campaña internacional para escanear en 3D el traje espacial de Neil Armstrong

El escaneo permitirá elaborar una completa guía por sus 21 capas, reproducir parcialmente partes del traje mediante impresoras 3D y, lo más importante, ofrecerá información a los conservadores que permitirá frenar en la medida posible su deterioro. Al fin y al cabo, recuerdan, estostrajes fueron ideados para ir a la Luna y volver, no para estar durante décadas expuestos en un museo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aplicación: Aeroespacial, Industria