Suecia: impresión 3D de casas a partir de celulosa

Redacción
Miércoles, 08 Julio 2015
Suecia: impresión 3D de casas a partir de celulosa

Investigadores de la Universidad de Umeå (Suecia) están desarrollando una tecnología que también permitirá fabricar casas usando una impresora 3D, en este caso, con un material a base de celulosa.

El proyecto se está desarrollando en Sliperiet, espacio abierto en el Campus de dicha Universidad como ‘incubadora’ de ideas creativas para la industria, la arquitectura o el cine, entre otros sectores.

«La idea es desarrollar una tecnología que se pueda utilizar para impulsar la industria manufacturera en esta región. El proyecto de Sliperiet, bautizado como +Project, es parte de una estrategia de colaboración en formación, dentro de un entorno innovador abierto e interdisciplinario. Aquí se dan reuniones y colaboraciones entre diversas áreas científicas y compañías de la zona «, explica Marlene Johansson, directora de Sliperiet, en un comunicado difundido por AlphaGalileo.

Uno de los sub objetivos del proyecto es, además, producir materiales a base de celulosa para la impresión 3D a escala real, con los que se pueda hacer cualquier cosa, desde imprimir burletes y puertas, a paredes y, finalmente, casas completas.

 impresión 3D de casas a partir de celulosa

También se están desarrollando prototipos de productos y de servicios basados en infraestructuras y materias primas regionales y que, por tanto, podrán ser comercializados por las empresas y los empresarios de la región.

Un público más general al que asimismo irán destinados los resultados del +Project serán las pequeñas y medianas industrias del sector de la construcción y de la madera, y los mercados más creativos de la arquitectura y el diseño.

Las casas chinas impresas en 3D el año pasado estaban hechas de material de desecho. Ma Yihe, inventor de la impresora que se usó en aquel caso, afirmó que, por esa razón, esta tecnología resultaría ecológica (además de rentable). En concreto, Yihe y su equipo usaron residuos mineros.

Algo parecido sucedería si se usan materiales basados en la celulosa, pues éste es el compuesto orgánico más abundante de la naturaleza, ya que está presente, por ejemplo, en las paredes celulares de los vegetales.

Asimismo, la celulosa es un producto renovable, completamente biodegradable, y la producción con ella reduciría notablemente la cantidad de dióxido de carbono que de otra manera terminaría en la atmósfera.

Las ventajas de la celulosa para la impresión 3D están siendo aprovechadas de hecho por otro grupo de investigadores -de la Universidad Tecnológica de Chalmers, Suecia-. En este caso, para imprimir objetos tridimensionales más pequeños que una casa, como sensores integrados en empaquetados, tejidos que conviertan el calor del cuerpo en electricidad o apósitos para heridas.

 

 

Etiquetado como: Suecia, celulosa, construcción