Zapatos impresos en 3D en la gran exposición del Victoria & Albert Museum

Redacción
Sábado, 13 Junio 2015
Zapatos impresos en 3D en la gran exposición del Victoria & Albert Museum

Modelos creados por impresión 3D podrán verse en la gran exposición sobre el calzado que con el título 'Shoes: Pleasure and Pain'  (Zapatos: Placer y Dolor) podrá contemplarse en el Victoria & Albert Museum de Londres desde el 13 de junio de 2015 hasta el 31 de enero de 2016.

Es esencialmente esta ambivalencia (fuente de deseo pero también de dolor) el 'leit motive' de la muestra, que abarca 2.000 años de historia del calzado en todo el mundo, con los patrones antiguos, contemporáneos e incluso futuristas.

En total, más de 200 pares para hombres y mujeres dan la oportunidad de apreciar la evolución de este accesorio esencial para el ser humano.

"Desde tiempos inmemoriales, los zapatos han cumplido una función mucho más allá que la de adaptarse al pie. La idea de convertirlos en esculturas o en 'joyas' andantes ha estado presente en casi todas las civilizaciones. Los zapatos siempre han tenido un poder transformador y han servido indistintamente para seducir o para proyectar nuestro estatus. Somos los que calzamos... y también lo que poyectamos al andar", ha expresado Helen Persson, comisaria de la exposición.

Entusiastas apreciarán particularmente un par de sandalias antiguas adornadas con hojas de oro puro desde el antiguo Egipto, sino también modelos diseñados por la impresión 3D.

Los zapatos de personajes también serán expuestos junto a modelos históricos nunca vistos anteriormente y que también se convirtieron en pares icónicos por su dueño, su historia, o su aparición en una película o una serie de televisión.

La exposición mostrará los zapatos usados ​​por la reina Victoria, Marilyn Monroe, Sarah Jessica Parker, Kylie Minogue, Daphne Guinness.... y zapatillas de ballet hechas para Moira Shearer en la película "The Red Shoes", de Michael Powell y Emeric Pressburger.

Obviamente, los diseñadores contemporáneos también serán homenajeados: Prada, Christian Louboutin, Jimmy Choo y Manolo Blahnik.

Setenta nombres más o menos conocidos y la huella indeleble de los artesanos anónimos que fueron marcando el camino desde tiempos de la Roma imperial (donde a los esclavos se les distinguía porque iban descalzos) a la China milenaria (donde vendaban a las niñas para que tuvieran 'pies de loto', comprimidos en zapatitos de 7,6 centímetros).

"Los zapatos pueden decirlo todo de una cultura o de un momento histórico", confiesa Helen Persson, devota de los zapatos con tacón de aguja, esos en los que el placer de ponérselos sólo es equiparable al dolor de quitárselos. O viceversa.

La exposición, según El Mundo, arranca con el poder mítico y transformador de los zapatos, desde el cristal de Cenicienta al cuero de las botas de siete leguas, hasta llegar a la pasión contemporánea por las botas de fútbol, con esa capacidad para transformar a cualquiera en un aprendiz de David Beckham (que ha contribuido a su manera a la muestra del V&A).

Y eso por no hablar de 'Nova', los zapatos futuristas de 16 centímetros y sin tacón, diseñados por la arquitecta Zaha Hadid, o de los 'Invisible Naked' de Andreia Chaves, que funde las técnicas del cuero de toda la vida con el poder realmente transformador de las impresoras en 3D que están alterando la manera de diseñar y percibir el zapato.

Zapatos impresos en 3D en la gran exposición del Victoria & Albert Museum

La sección consagrada al estatus hace un repaso histórico por los zapatos más deseables y muchas veces inalcanzables para el común de los mortales, diseñados no sólo para marcar visualmente la diferencia, sino también para pisar fuerte y 'sonar' de una manera intransferible y especial. Los diseños de las casas reales de los siglos XVII y XVIII, los 'Pompadour' que hicieron furor en la era de María Antonieta (la coleccionista más notable hasta la llegada de Imelda Marcos) o los zapatos exclusivo de Sophia Wesbter y Alexander McQueen completan esta segunda andadura, que nos lleva de puntillas por el camino de la perdición.

En Seducción, la tercera y última estancia en el sugerente 'boudoir' del V&A, los zapatos se convierten directamente en "expresión de empoderamiento sexual o en fuente pasiva de poder" (en palabras de Helen Persson). De las chancletas 'geta' japonesas a los zapatos de tacón 'extremo', pasando por las plataformas con la Union Jack de Gina, el fetichismo se convierte en algo así como el deporte nacional.

Y eso por no hablar de la botas del último emperador de Mongolia o de los botines 'bondage' que arrasaron en los clubs gays de Londres en los años ochenta: placer y dolor en las misma horma y sin discriminación de género.

 

 

Categoría: Diseño Internacional
Aplicación: Moda