'Cumbre' de la impresión 3D argentina

Redacción
Domingo, 07 Junio 2015
'Cumbre' de la impresión 3D argentina

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina, Lino Barañao, visitó la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET) con el objetivo de inaugurar el taller de capacitación de impresoras 3D para los docentes a cargo de los kits adjudicados por el Ministerio de Ciencia. Lo acompañaron el rector de la Universidad, Nicolás Trotta; la secretaria de Planeamiento y Políticas del Ministerio, Ruth Ladenheim; y el subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la cartera de Ciencia, Fernando Peirano.

Ladenheim y Peirano inauguraron  en el auditorio la II Jornada Nacional de Impresión 3D, en donde se abordó la aplicación de esta tecnología tanto en el sector industrial como en el educativo. También hubo un panel destinado a la innovación y a las nuevas tendencias a nivel local y mundial, con representantes del sector privado, del sector académico e instituciones que se encuentran trabajando activamente en el tema.

En ese marco, el Dr. Barañao afirmó: “Formar a la gente en estas tecnologías, que habilitan a la gente a desarrollar proyectos distintos, es casi como una segunda revolución industrial. Las impresoras 3D le permiten a cualquier grupo aplicar rápidamente una idea, y eso redunda en una explosión de nuevas iniciativas que pueden capitalizarse y tener impacto en la matriz productiva del país”.

Los 25 equipos, cuyo costo total se acerca a los $950.000, fueron adjudicados como resultado de la Convocatoria de Proyectos de Innovación, Desarrollo y Adopción de la Tecnología de Impresión 3D 2014, de la que participaron carreras de Diseño e Ingeniería de Universidades Públicas Nacionales. De esta manera, se busca apoyar innovaciones tecnológicas que permitan mejorar la oferta disponible, sustituir insumos importados y generar nuevas aplicaciones asociadas a la tecnología de impresión 3D.

La convocatoria se llevó a cabo en el marco del Programa Nacional de Tecnología e Innovación Social, y los 25 proyectos fueron seleccionados entre un total de 71 propuestas recibidas. De esta manera, fueron beneficiadas 25 universidades nacionales de 14 provincias: Tucumán, Buenos Aires, Mendoza, Córdoba, Misiones, Santiago del Estero, San Juan, Jujuy, Río Negro, Entre Ríos, Santa Fe, Chaco, Formosa y Corrientes.

'Cumbre' de la impresión 3D argentina

Desde 2013 el Ministerio de Ciencia, ha impulsado diversas acciones vinculadas a la difusión, capacitación, y apoyo a proyectos de innovación, desarrollo y adopción de la tecnología de impresión 3D en Argentina. Entre ellas se destacan:

-           Mapeo de actores y del estado del arte: contacto permanente con fabricantes locales de equipos, operadores de centros de servicios, usuarios, e investigadores; monitoreo en medios de prensa locales y extranjeros; y estudios comparativos de políticas públicas de promoción de esta tecnología en otros países. 

-           Organización de mesas consultivas orientadas al tratamiento de temas estratégicos vinculados a la promoción y difusión de la tecnología de impresión 3D, a la generación de sinergias entre diferentes actores clave.

-           Diversas acciones de difusión, tales como Stand de Innovación Inclusiva en la feria Tecnópolis; la primera Jornada Nacional sobre Impresoras 3D; y talleres en distintos ámbitos industriales, académicos y sindicales.

-           Financiamiento: convocatoria de Proyectos de Innovación, Desarrollo y Adopción de la Tecnología de Impresión 3D (2014) con dos perfiles de proyectos y un monto total adjudicado de $1.500.000 entre los dos perfiles presentados.

-           Impulso a procesos de formación, a través de capacitaciones a distintos sectores y firma de actas acuerdo por parte de las autoridades del Ministerio.

-           Apoyo a la vinculación entre fabricantes de impresoras 3D con instituciones del sector de Ciencia y Tecnología y cámaras empresarias, así como un acercamiento entre la oferta y la demanda.

-           Elaboración de un Catálogo de Impresión 3D en Argentina, que se pondrá a disposición de la comunidad científica, educativa, empresarial y gubernamental, con información sustantiva vinculada al ecosistema de la impresión 3D en el país.

"La diferencia que tiene la impresión 3D con los procesos ya conocidos es que deposita material capa por capa, para generar un objeto", declaró a Télam Diego Kajin, mientras la impresora Replikat fabricaba un barco rojo.

Replikat es una empresa argentina creada en 2012 por un grupo de jóvenes interesados en robótica, con el fin de dedicarse a investigar, desarrollar, fabricar con componentes nacionales y comercializar impresoras 3D, para las que obtuvieron financiación del Ministerio de Industria.

El más reciente desafío fue el desarrollo de un equipo de digitalización tridimensional de objetos con tecnología láser -escáner 3D-, que realizan junto al centro de Diseño del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (Inti), con financiaciaón del Ministerio de Ciencia y Tecnología.

"La mayoría de las impresoras exhibidas en este encuentro son FDM, con deposición de material fundido, un plástico enrollado en una bobina que pasa por una boquilla caliente y deposita el material" replicando el dibujo de la pieza hecho en computadora para modelado 3D, describió Kajin.

La impresión 3D es usada por muchas empresas para generar un prototipo rápido de un producto que, modelado en computadora, pasa en pocos minutos a ser impreso, lo que permite ver si la pieza es correcta para luego hacer una tirada mayor con otro método de fabricación.

El subsecretario de Políticas en Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva del Ministerio, Fernando Peirano, dijo a Télam que el encuentro "es fundamental porque describe nuestra lógica de no sólo traer un artefacto novedoso sino más bien andar el camino de construir capacidades, que se tienen que anclar en la tecnología pero también en el desarrollo, la investigación y la aplicación".

"Acá está naciendo una comunidad de usuarios, de productores, que colocan a la Argentina en un club de usuarios tempranos de una herramienta como la impresión 3D, como país que asume el desafío de ser protagonista", añadió.

Peirano se declaró "contento con estos 25 equipos que compramos a PyMEs (pequeñas y medianas empresas) argentinas, así la compra del Estado tiene un efecto colateral que es generar oportunidades de negocios a estas empresas de base tecnológica nacional".

En las jornadas participaron tres ministerios -Industria Ciencia y Tecnología, Educación- y la Jefatura de Gabinete, lo que "muestra un Estado que se articula para formar un nuevo sector productivo y del conocimiento, que va a tener que resolver las tensiones que se generan entre la tecnología y el trabajo", consideró.

"Esto describe lo que hemos propuesto desde hace años como proyecto de país: vincularnos internacionalmente con valor agregado, buscando la competitividad con el trabajo interno como protagonista", reivindicó.

Peirano mencionó que en Argentina se despliega el uso de un abanico de impresoras que van "desde las más simples, que rondan los 20 mil pesos, a las de investigación y desarrollo, unos 50 mil; hasta equipos de 500 mil dólares, de gran porte para prestaciones industriales, como tienen el INTI, el centro de Defensa Citedef y centros de maquinaria agrícola como el de Las Parejas".

"No son sólo importante los equipos sino también lo intangible, qué se hace con él y cómo se moldea en 3D, práctica en la que Argentina ha tenido una ventaja que tenemos que reeditar en este nuevo contexto, por eso estamos poniendo el estímulo, para que seamos tempranamente un jugador importante", concluyó.

Etiquetado como: Argentina, cumbre, jornadas
Aplicación: Tecnología
País: Argentina