Ford usó piezas impresas en 3D en su victoria en las 24 Horas de Daytona

Redacción
Domingo, 31 Mayo 2015
Ford usó piezas impresas en 3D en su victoria en las 24 Horas de Daytona

El Ford Eco Boost de Scott Dixon, Tony Kanaan, Kyle Larson y Jamie McMurray venció este año en las 24 Horas de Daytona, prueba de resistencia, gracias a un colector de admisión para el motor del vehículo creado mediante una impresora 3D y preparado por un equipo de ingenieros dirigido por Félix Sabates, según ha trascendido ahora.

Este es un ejemplo de cómo la nueva tecnología de impresión tridimensional está siendo utilizada por la firma automovilística para acelerar el desarrollo de piezas, ya sea para sus coches de competición, ya sea para los de uso normal.

"Las impresoras 3D han cambiado totalmente el proceso de desarrollo de nuestros coches de carreras", ha declarado Víctor Martínez, ingeniero dedicado al motor de competición Eco Boost 3.5., que ha añadido: "La impresión 3D ha avanzado tanto en los últimos años que en cuestión de horas podemos crear piezas reales para su utilización en los coches de competición. Fue exactamente lo que hicimos en las 24 Horas de Daytona de este año".

Ford comenzó a utilizar la impresión 3D hace decenios, y de hechó compró la tercera impresora 3D comercial fabricada en el mundo, en el año 1988. El proceso de la fabricación aditiva fue usado inicialmente para producir prototipos de teclas y botones.

Con la mejora de la tecnología, la calidad de las piezas alcanzó una precisión extrema y las impresoras 3D se han convertido en cada vez más útiles.

El acabado de las piezas impresas en 3D es ya tan suave y preciso que ahora se emplean en vehículos para pruebas de resistencia y de carreras, como el que el pasado mes de enero de 2015 ganó las 24 Horas de Daytona.

Ford usó piezas impresas en 3D en su victoria en las 24 Horas de Daytona

"Podemos diseñar un juego completamente nuevo y tenerlo listo en menos de una semana. Esto le da a los ingenieros de desarrollo más tiempo para las pruebas, ajuste y afinamientos", ha declarado Martínez.

Las piezas diseñadas en ordenadores se moldean primero en arcilla y luego son enviadas a los laboratorios de prototipado rápido de Ford, donde tras su análisis se remiten a una de las muchas impresoras 3D existentes. Una semana más tarde, la pieza está lista para ser limpiada, pintada y utilizada.

Martínez ha revelado que empezaron a diseñar los cambios en el colector de admisión del motor al final de la temporada 2014, en el campeonato TUDOR United SportsCar. Para ganar tiempo, se crearon diversas opciones con impresoras 3D y se probó su funcionamiento en el banco de pruebas y en la pista. El resultado fue una pieza más ligera y con mejor flujo de aire.

Ford usó piezas impresas en 3D en su victoria en las 24 Horas de Daytona

En las 24 Horas de Daytona, los ingenieros de Ford optaron por un colector de admisión creado con una impresora 3D, con difusores de fibra de carbono. El coche resultó ganador de la competición. Los ingenieros declararon que el prototipo del colector de admisión había superado sus expectativas durante los entrenamientos, por lo que decidieron utilizarlo en la carrera oficial: añadieron los difusores, los pintaron y estuvieron listos para la competición.

Ford usó piezas impresas en 3D en su victoria en las 24 Horas de Daytona

 

Aplicación: Tecnología