Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

Redacción
Domingo, 19 Abril 2015
Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

El grupo de investigación italiano MHOX, que dirige el profesor Filippo Nassetti en la Universidad de Bolonia (Italia), está desarrollando el proyecto EYE (acrónimo de las palabras inglesas Enhance Your Eye, que significan 'Mejora tu ojo'), el cual consiste en crear mediante impresión 3D ojos trasplantables al ser humano dotados de tales conexiones que hasta se podrían compartir a través de una red Wi-Fi las visiones a través de los mismos.

El proyecto está destinado no sólo a las personas ciegas de nacimiento o que hayan perdido la visión a lo largo de sus vidas por enfermedad o accidente, sino también a quien quiera trasplantárselos por motivos puramente estéticos o tecnológicos.

Según expone Filippo Nassetti, "la bioimpresión y el biohacking se hallan actualmente en fase de investigación, pero proyectos como éste son un pequeño paso para hacernos una idea de cómo podrían usarse estas tecnologías".

Por este motivo, Nassetti no cree que el producto pueda ser una realidad antes de 2027, cuando este tipo de tecnologías sufran un “impresionante avance”, y admite que de momento es un “diseño conceptual”.

Y es que la mayor dificultad de un proyecto como EYE, como en cualquier otro trasplante (ya sea de un órgano artificial o normal) reside en logra conectar el dispositivo al cuerpo humano de forma satisfactoria.

Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

La propuesta de este grupo de investigadores italianos pasa por instalar un puerto mediante cirugía. Esta tecnología sería la responsable de conectar el ojo al cerebro, y permitiría instalar y cambiar los ojos sin necesidad de una intervención médica.

En cuanto al ojo, EYE sería completamente orgánico, al estar compuesto por unas células artificiales contenidas en una especie de biotinta, que la impresora utilizaría para imitar los diferentes tejidos de la estructura.

La aplicación inmediata de un avance como EYE se centraría en devolver la vista a aquellos que la han perdido parcial o completamente. Un concepto que, por extremo que parezca, no difiere en demasía de una dentadura postiza. Esta sería, según Nassetti, el primer modelo de EYE. Pero no el único.

“Actualmente la gente sana ya mejora sus cuerpos con cirugía, por lo que creemos que cambiar tus propios ojos para mejorar tu visión no es tan diferente”, asegura el profesor italiano. Así se podría mejorar la agudeza visual del paciente, pero las posibilidades en las que piensa Nassetti van mucho más allá.

Como si viéramos la vida a través de Instagram, sería posible activar filtros visuales ingiriendo una píldora. También se podría, gracias a una conexión wifi, grabar y compartir aquello que viéramos, en clara referencia a cierto capítulo de Black Mirror.

Trasplantar un ojo completo obliga a cortar el nervio óptico que lo conecta con el cerebro, algo que todavía no se ha logrado.

No obstante, muchos expertos consideran viable el trasplante de órganos artificiales gracias a la impresión 3D, por su capacidad para crear tejidos que emulen incluso los vasos sanguíneos.

En el escenario augurado por MHOX, los sujetos tendrían primero que someterse a una operación para eliminar sus ojos naturales e insertarse un nuevo componente orgánico. Este actuaría como un punto de conexión permanente entre las fibras musculares del ojo sintético y los nervios ópticos en el cerebro, lo que permitiría insertar nuevos ojos para ser intercambiados y actualizados como dispositivos electrónicos.

"Tenemos la visión de que el vínculo entre la cubierta y el ojo se basará en fuerzas de atracción entre los tejidos ,más uniones mecánicas", ha dicho Nassetti. "Para reemplazar el ojo, el usuario sólo tendría que ponerlo en posición dentro del cráneo y los tejidos de la cubierta y el ojo se conectarían automáticamente."

MHOX propone tres ojos sintéticos para diferentes fines, cada uno formado a partir de una impresora 3D y utilizando "bio-tinta" que contiene las diferentes células que se necesitan para recrear los tejidos humanos. La impresora sería capaz de cambiar entre diferentes tipos de bio-tinta para establecer combinaciones de células que dieran lugar a órganos completos tales como los ojos.

Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

El primer producto, llamado OJO Heal, simplemente reemplazaría el ojo natural con una versión impresa que tendría las mismas capacidades, para los casos de deterioro de la vista, enfermedad o trauma.

"Además, es posible preservar o cambiar la morfología de la retina y, en consecuencia la identidad del usuario," dijo Nassetti.

Un paso más allá sería un ojo con una "hiper-retina" que permitiría una visión más aguda que la agudeza visual de 20/20 que se considera "normal" en los seres humanos.

Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

Una glándula incorporada en el ojo sintético permitiría filtrar señales visuales cuando se activara por las enzimas conrenidas en unas pastillas especialmente desarrolladas para tal finalidad. La ingestión de píldoras diferentes podría permitir que el cerebro procesara las imágenes como en blanco y negro, en tonos sepia o por medio de uno de los distintos filtros que ofrece la plataforma para compartir fotos en Instagram.

El modelo final es OJO Advance, que ofrecería una conectividad directa con dispositivos habilitados para Wi-Fi.

Una vez más, gracias al uso de una píldora se ingiere por vía oral, una glándula en el nervio óptico soportaría la comunicación Wi-Fi, que se activaría por enzimas.Una vez activado, las imágenes captadas por el ojo sintético podrían ser transferidas directamente a un smartphone o tableta como una transmisión en vivo o como clips de vídeo.

Ojos impresos en 3D trasplantables por motivos médicos, estéticos o tecnológicos

 

Etiquetado como: MHOX, ojo, trasplante, Filippo Nassetti, eye
Aplicación: Medicina