CLIP, revolucionaria tecnología de impresión 3D de alta velocidad

Redacción
Miércoles, 18 Marzo 2015
CLIP, revolucionaria tecnología de impresión 3D de alta velocidad

La empresa norteamericana Carbon3D ha presentado su 'revolucionaria' tecnología de impresión 3D CLIP, siglas que responden a Continuous Liquid Interface Production, aslgo así como fabricación continua mediante interfaz líquida. Aunque para los ya iniciados en el mundo de la impresión 3D podemos adelantarle que se trata de tecnología estereolitográfica mediante un proyector DLP, pero con un matiz bastante interesante e innovador.

Para los no iniciados, explicarles que la estereolitografía se inventó hace ya 30 años, aunque su versión 'barata' con proyectores DLP en lugar de láser, es más reciente. La base de la tecnología está quizá más ligada a los materiales que se usan que al sistema en sí, los fotopolímeros, pues la clave es que podemos solidificar un material en estado líquido -o viscoso- mediante la aplicación de luz ultravioleta -ya sea con láser, diodos, proyector o la simple luz solar.

La estereolitografía original es en el fondo muy sencilla. Se introduce una plataforma en una cubeta llena de fotopolímero líquido hasta quedar a unas micras del fondo transparente. Por debajo se proyecta un láser UV que dibuja lo que sería la primera capa del objeto, de forma que por donde pasa el láser se solidifica el polímero y se adhiere a la plataforma. A continuación elevamos la plataforma unas micras y volvemos a repetir el proceso hasta obtener el objeto sólido completo.

La aparición de los proyectores DLP permitió que en lugar de usar un láser, se proyecte toda la capa al completo sobre la cubeta para solidificar la geometría  que compondría la capa en que estemos trabajando. Esto en sí ya acelera el proceso respecto del láser, aunque no en gran medida.

Ahora llegamos al CLIP, cuya innovación es que usa una cubeta con el fondo de un material que es transparente a la luz y a la radiación UV, pero permeable al oxígeno, al estilo de las lentes de contacto-, que permite que cierta cantidad de oxígeno se mezcle con el fotopolímero en la parte inferior de la cubeta.

Y ¿por qué oxígeno?, pues porque éste previene la solidificación del fotopolímero aún a pesar de la luz UV. Con esto se consigue una zona de no solidificación entre el fondo de la cubeta y la plataforma, es decir que el fotopolímero se solidifica a cierta altura, permitiendo el paso de más fotopolímero por la parte inferior, a diferencia del método tradicional que tiene que subir y bajar la plataforma contínuamente para que 'entre' más líquido en la parte inferior.

CLIP, revolucionaria tecnología de impresión 3D de alta velocidad

Y he aquí el punto fuerto de CLIP, que permite que la plataforma suba lenta, pero contínuamente sin necesidad de reequilibrar la cantidad de líquido bajo ésta, pues fluye con mucha facilidad. Esto permite que el proyector esté contínuamente proyectando una secuencia de fotogramas, al igual que el cine, para ir dibujando la pieza completa, sin necesidad de contínuos arranques y paradas.

El resultado según indican en Carbon3D es un proceso unas 25 a 100 veces más rápido que otras tecnologías. Otro punto clave para ello es un sistema que calibra la velocidad de elevación de la plataforma y la cantidad de oxígeno en el fotopolímero para obtener el resultado deseado.

CLIP, revolucionaria tecnología de impresión 3D de alta velocidad

Si la velocidad es algo bastante llamativo, hay un punto que puede serlo aún mas, y es que debido a la naturaleza del proceso, al no existir capas o estar muy difuminadas unas con otras, tenemos un resultado bastante interesante en cuanto a acabado visual y proopiedades mecánicas de las piezas.

 

 

Para Jorge Pérez, Project Manager de i3D Consultores, "hasta aquí todo pinta bastante bien, no parece que nos estén vendiendo humo como ya hemos visto en otras ocasiones, aunque aún no hay datos de qué precio pueden tener las impresoras 3D de este tipo o qué tamaños podrán conseguir para compararlo de forma efectiva y en igualdad de condiciones con otras tecnologías (...) sería interesante poder comparar en términos económicos con la nueva tecnología que está desarrollando HP, precisamente en España, a ver qué resultados obtendríamos".

Hace ya algo más de seis meses que otra empresa anunción un sistema de estereolitografía contínuo llamado Heliolitografía, aunque de momento no ha habido más noticias de su desarrollo.

La tecnología ha sido mostrada en una de las charlas TED por el CEO de la compañía Joseph DeSimone y la tecnología ha sido publicada en la prestigiosa revista científica Science. La empresa ha conseguido ya 40 millones de dólares en diversas rondas de financiación y captación de capital.

"La fabricación por adición tiene el potencial de transformar la complejidad con la que se fabrican objetos funcionales, pero la impresión 3D convencional los fabrica usando un enfoque por etapas, capa a capa, que lleva mucho tiempo", comenta DeSimene en un comunicado, añadiendo que existe una gran distancia entre la velocidad en el diseño industrial o prototipado rápido y la velocidad en la fabricación que obstaculizan "la capacidad de la impresión 3D de ir más allá de las fases de diseño y realización de prototipos de un producto".

"Si la impresión 3D quería salir del nicho de los prototipos en el que ha estado atrapada durante décadas, teníamos que encontrar un tecnología disruptiva que afrontara el problema desde una nueva perspectiva y abordara las debilidades fundamentales de las impresoras 3D", comenta Jim Goetz, socio de Sequoia, una de las firmas que ha invertido en Carbon3D.

Etiquetado como: CLIP, Carbon3D, SLA, tecnología DLP
Aplicación: Tecnología