Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

Redacción
Viernes, 27 Febrero 2015
Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

Cody Wilson, el hombre que creó la primera pistola por impresión 3D y fundador de la compañía Defense Distributed, se ha encontrado con un inesperado obstáculo en su carrera transgresora: la compañía norteamericana de envío postales FedEx se ha negado a hacerse cargo de su último invento, el Ghost Gunner (Disparador Fantasma).

Se trata de una especie de trituradora computarizada de control numérico que permite crear en el propio hogar desde armas semiautomáticas sin número de registro, por lo que no se les puede seguir la pista, hasta prótesis corporales.

“Yo tengo una cuenta con otra compañía de correos, pero lo de FedEx es desconcertante porque la razón por la cual comencé a trabajar con ellos fue su programa de ventajas para la Asociación Nacional del Rifle”, explicó Cody Wilson a Ars Technica.

“La ley federal no prohíbe a los individuos fabricar sus propias armas en su casa…”, señala, por su parte,  Adam Winkler, profesor de derecho en la Universidad de California.

Sin embargo, desde FedEx justificaron su decisión argumentando que no tienen la certeza “en este momento de si el dispositivo está regulado por los Gobiernos locales, estatales”.

Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

“FedEx rechazó enviar este dispositivo hasta que sepamos más sobre cómo será regulado”, declaró la compañía de envíos postales a la revista estadounidense Wired.

La herramienta en cuestión, comercializada bajo el nombre de Ghost Gunner, permite la impresión de variados objetos metálicos y no se limita únicamente a la fabricación de armamento. La máquina, sin embargo, es publicitada por sus capacidades para fabricar rifles AR-15, la versión civil del rifle de asalto M-16, sin número de serie.

Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

Para Winkler, las compañías de envíos postales tarde o temprano deberán adaptarse al envío de maquinas utilizadas para la impresión de armas. “Será muy difícil lograr que la gente deje de utilizar estos dispositivos para fabricar armas”, dice Winkler. “Hasta cierto punto, FedEx tendrá que acostumbrarse a enviar máquinas que fabrican armas”.

Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

En un correo electrónico a sus seguidores, Wilson anunció que buscará “otras maneras de enviar la máquina”. “Siento que deben saber que FedEx no se siente cómoda con el derecho constitucional a construir un rifle sin supervisión gubernamental”, afirmó.

Una compañía de correos se niega a enviar una máquina para imprimir en 3D armamento

Varias compañías se han distanciado de los emprendedores de impresión 3D orientada a la fabricación de armas. En 2012, el sitio web de financiación colectiva Indiegogo suspendió la campaña de recaudación de Defense Distributed, mientras que la fabricante de impresoras tridimensionales Stratasys canceló un contrato de alquiler cuando se enteró de que su producto estaba siendo utilizado para imprimir partes de armas.

 

 

 

Aplicación: Tecnología