Katy Perry y el 'tiburón de la izquierda': el análisis del experto

Redacción
Sábado, 14 Febrero 2015
Katy Perry y el 'tiburón de la izquierda': el análisis del experto

Pablo Uslé Presmanes, asesor jurídico del bufete español Abanlex y especialista en Derecho de Propiedad Intelectual, analiza a petición de imprimalia3D en este informe la polémica cuestión creada en el sector de la impresión 3D y las redes sociales a cuenta de la orden dada por la artista Katy Perry de prohibir la reproducción por impresión tridimensional y comercialización del ya famoso 'tiburón de la izquierda', que formó parte de su espectáculo en la Super Bowl:

"El pasado 1 de febrero se celebró la XLIX Edición de la Super Bowl, que enfrentó a los New England Patriots y a los Seattle Seahawks.

Los de Massachusetts ganaron el partido gracias a una gran actuación de su quarterback Tom Brady, nombrado MVP del encuentro.

 el análisis del experto

Sin embargo, Brady tuvo que compartir el protagonismo de la noche con un personaje inesperado: uno de los tiburones que acompañaron a Katy Perry en la actuación del descanso.

 

 

El ya archiconocido en Internet como “Left shark” decidió no seguir la coreografía prevista e improvisar un baile delante de 120 millones de espectadores, consiguiendo convertirse en una celebridad al instante. Los rumores apuntan a que la mascota había tomado más cervezas de la cuenta antes de salir al escenario.

 el análisis del experto

El artista portugués Fernando Sosa fue el primero en darse cuenta de que el Left shark podía suponer un filón comercial, así que rápidamente decidió diseñar a nuestro protagonista en 3D y subir el diseño al repositorio Shapeways, de modo que cualquier usuario de Internet pudiera encargar a esta plataforma la impresión y envío de una figura a escala del nuevo icono mundial.

Pero el diseñador portugués, nublado por la emoción del momento y esperando vender gran cantidad de unidades, no reparó en que el tiburón podía ser una obra protegida por propiedad intelectual, lo que le haría estar vulnerando los derechos exclusivos de los creadores de la mascota. La espera no se hizo larga, ya que la semana pasada los abogados de Katy Perry exigieron a Shapeways la retirada del diseño de Sosa, alegando que vulneraba sus derechos de propiedad intelectual.

¿Quién tiene razón? ¿Podía Sosa crear un diseño 3D del Left shark? ¿Vulnera los derechos de propiedad intelectual de Katy Perry? ¿Por qué se han dirigido a Shapeways? Respondamos a estas dudas.

 el análisis del experto

Para que sea cierto lo que exponen los abogados de Katy Perry, ésta tendría que ser titular de los derechos de propiedad intelectual del tiburón. Podría serlo si (i) hubiera diseñado ella misma el tiburón o si (ii) hubiera adquirido los derechos de quien lo diseñó.

La clave es que las obras de propiedad intelectual, como el Left Shark, no tienen que registrarse para que aparezcan los derechos. Basta con crearlas para que, automáticamente, el autor se convierta en propietario de la obra. Luego podrá transmitir los derechos a terceros o no.

 el análisis del experto

Lo que es indiscutible es que el Left shark, como cualquier obra original, está protegido. Si Katy Perry es efectivamente la propietaria de la obra, es la única persona que puede reproducirla, modificarla, venderla o colgarla en repositorios de Internet.

En términos jurídicos, la titularidad de una obra supone la potestad exclusiva de explotarla a través de acciones como la reproducción, la transformación, la distribución, la comunicación pública o la puesta a disposición del público.

Fernando Sosa, al diseñar el Left Shark en 3D y comercializarlo en Shapeways, ha vulnerado varios de los derechos exclusivos de Katy Perry. Primero, al convertir el tiburón en un diseño 3D, ha reproducido y transformado la obra. Después, al subirlo a Shapeways, lo ha puesto a disposición del público. Por último, cuando Shapeways lo imprime y envía a los compradores, se ha distribuido.

 el análisis del experto

En conclusión, ha cometido varias vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual del titular, que parece ser la cantante. No es relevante que haya diseñado el tiburón desde cero, pues de ser una forma de reproducción. Pero entonces ¿por qué los abogados de Katy Perry se han dirigido contra Shapeways?

Esta plataforma actúa como intermediario entre los diseñadores de archivos 3D y los compradores, que quieren que se les imprima y envíe un diseño. Como intermediario, Shapeways se acoge al “safe harbour”, que le exonera de responsabilidad siempre y cuando no tenga conocimiento de que los diseños que aloja infringen propiedad intelectual.

Ahora bien, en el momento en que el titular de un diseño le comunique que alguien lo ha subido a la plataforma sin su permiso (esta comunicación, que es la que han enviado los abogados de Katy Perry, se llama “Takedown notice”), no puede seguir acogiéndose al "safe harbour".

Ha de eliminar el diseño pues, de lo contrario, también sería responsable. En España, la situación es similar ya que los intermediarios como Shapeways no serán responsables cuando no tengan conocimiento efectivo de que el contenido que alojan es ilegal o vulnera derechos de terceros".

Este incidente supone una muestra más de las infinitas posibilidades que ofrece la tecnología 3D, pero también de los problemas que genera en relación con los derechos de propiedad intelectual".

 

 

 

 

 

Aplicación: Tecnología