Aleaciones no ferrosas mediante tecnología aditiva

Redacción
Sábado, 31 Enero 2015
Aleaciones no ferrosas mediante tecnología aditiva

El Instituto Tecnológico AIMME ha conseguido, en el marco del proyecto AlTiTUD, procesar aleaciones no ferrosas mediante tecnología aditiva por haz de electrones (EBM), con el resultado de piezas de distintas geometrías con buenas propiedades físicas.

Los resultados de los trabajos realizados permiten considerar un rango más amplio de materiales procesables con dicha tecnología, que podrían usarse para la fabricación de piezas destinadas a sectores tan exigentes como el aeronáutico o aerospacial, según informa AIMME en una nota de prensa.

La tecnología EBM utiliza un haz de electrones con el que funde polvo de material metálico y fabrica geometrías en tres dimensiones, superponiendo, una tras otra, capas de material. Inicialmente, esta tecnología se desarrolló empleando metales ferrosos o base hierro, como aceros para herramientas y aceros de baja aleación. Posteriormente, continuó su evolución procesando titanio y sus aleaciones (Ti CP grado 2, Ti6Al4V, Ti6Al4V ELI) para aplicaciones en el sector biomédico, especialmente en la fabricación de implantes ortopédicos.

Gracias al trabajo llevado a cabo por AIMME durante estos dos últimos años, en el marco de AlTiTUD, se ha experimentado con materiales alternativos a los ya usados hasta el momento, lo que ha permitido un salto cualitativo y cuantitativo en el desarrollo de esta tecnología.

En particular, durante el primer año se estudió el procesado de aleaciones base níquel que, debido a sus buenas propiedades a alta temperatura, se utilizan habitualmente en la fabricación de álabes y discos de turbinas de motores de aviación que trabajan hasta 1050º C. En el segundo año (2014), el estudio se centró en materiales no ferrosos comercialmente puros, que tuvieran buenas propiedades de conductividad para su aplicación en intercambiadores de calor.

Aleaciones no ferrosas mediante tecnología aditiva

Durante el proyecto se realizaron estudios de procesabilidad de los materiales, con lo cual se validó la idoneidad de los mismos para fabricación, obteniéndose resultados más que satisfactorios, ya que se pudieron producir geometrías sencillas y complejas teniendo en cuenta las características reglas de diseño de piezas mediante EBM.

El proyecto AlTiTUD, con número de expediente IMDEEA/2014/3, está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), dentro del Programa Operativo FEDER de la Comunidad Valenciana 2007-2013.

Aplicación: Tecnología
País: España