Réplica impresa en 3D de la escultura 'Atleta luchando con una pitón'

Redacción
Domingo, 15 Febrero 2015
Réplica impresa en 3D de la escultura 'Atleta luchando con una pitón'

El diseñador londineses David Rencsenyl ha elevado la impresión 3D a la categoría de obra de arte con la réplica en extremado realismo de la impresionante escultura 'Atleta luchando con una pitón', obra original de Frederic Leighton.

La pieza original, que data del año 1877,  se puede ver en la galería de arte Tate Britain ,de Londres, pero quizás la réplica de David Rencsenyl debería figurar también allí, porque está magníficamente detallada y es impresionante.

Realmente, lo único que lo diferencia de la original de 1877 es el hecho de que mide sólo 22 cm de altura, mientras que la escultura original es de tamaño natural.

David trabaja como modelador 3D en un estudio en Londres, donde se dedica normalmente la crear elementos para películas, tales como armas y vehículos. Ha estado interesado en el modelado 3D desde hace casi una década (gracias a lo cual se introdujo en el mundo de los estudios cinematográficos) y su trabajo le dio la oportunidad de relacionarse con el modelado y la impresión tridimensional.

"La impresión 3D era algo que me interesó en los últimos años, pero siempre parecía tan lejano. Como modelador 3D -ha declarado- soñé un día en conseguir que algunos de mis modelos fueran algún día impresos en 3D  y, con toda sinceridad,  el sueño se ha podido realizar. Empecé a trabajar en una empresa 'modelmaking'  cerca de Londres. [...] usamos impresoras 3D para acelerar el proceso de Modelmaking. Estas impresiones se pintan y se preparan para el rodaje. Y para ser capaz de imprimir en 3D se necesitan archivos digitales. Así es como llegué allí y experimenté una sensación que nunca tuve antes: "Tengo que tocar, sentir y ver  mis modelos. No sólo en la pantalla, sino también en la vida real".

La compra de una impresora Form 1 + SLA (Formlabs) el pasado verano le animó a decidirse por un proyecto inaugural ambicioso: la impresionante escultura de Frederic Leighton.

Aunque los resultados hablan por sí mismos,  esconden las tremendas y problemáticas fases que los precedieron. Si bien el modelado 3D resultó fácil, porque David Rencsenyl había ganado una gran experiencia a través de su trabajo, todo el proceso de impresión 3D no era tan sencillo.

Como ha explicado el autor, todo el proyecto sufrió numerosas dificultades y no se imprimían todas las partes, a pesar de que podría haber tenido algo que ver con la propia estatua.

En primer lugar, estaba el problema de la elección de la tecnología de impresión correcta. Mientras que la mayoría de nosotros estamos felices de jugar con las impresoras de escritorio FDM, esto simplemente es bastante poca cosa para David. "Cuando yo estaba considerando las impresoras FDM, las partes más atractivas fueron el material barato y la impresora relativamente barata. Pero todo lo anterior hace que sea muy difícil para imprimir algo y, después, uno se queda con algo que se siente como el plástico barato, porque es un plástico barato. No me malinterpreten, esto podría ser perfecto para la mayoría de los usuarios. Los arquitectos o investigadores lo necesitan para poner a prueba sus ideas y el producto final se moldea de todos modos. Pero yo no. Soy un modelador 3D, ya hice mi modelo en la pantalla y sólo quiero tener un buen modelo que simplemente pueda imprimir y tenerlo listo para como un producto final".

Aunque también consideró la tecnología SLS por su alta calidad, la escala industrial y el entorno de protección la pusieron fuera de su alcance por completo. El problema es que realmente no se podía usar en el domicilioa. Sólo se podían comprar grandes máquinas industriales y el polvo no era bueno para su salud. El uso de máscaras y guantes en un entorno profesional es realmente necesario. No es la mejor cosa. Por lo tanto, la solución era la tecnología de SLA, y una de las impresoras de Formlab. "Tienes que ser un aficionado serio al aceptar [esos precios]. Pero por el lado positivo, las impresiones son totalmente diferentes. No es un plástico barato: se siente como un producto final ".

 

Aplicación: Arte y cultura