La Marina china se equipa con impresoras 3D

Redacción
Viernes, 09 Enero 2015
La Marina china se equipa con impresoras 3D

Un número indeterminado de navíos de la Armada china han sido equipados con impresoras 3D, con el fin de poder realizar reparaciones menores en situación de combate naval y preservar la capacidad operativa de los buques gracias a esa tecnología de fabricación altamente flexible.

La idea es que las impresoras 3D permitan a los ingenieros militares reparar rápidamente, producir o reemplazar casi cualquier parte, incluso cuando fuera necesario en el mar. Esto significará que ya no tendrán que llenar el barco con los repuestos de cualquier elemento del navío en previsión de una posible avería, y que un mal funcionamiento a bordo no pondrá en peligro las misiones militares.

Buques de guerra chinos están equipados con computadoras, equipos de fundición, máquinas de moldeo e impresoras 3D, así como de aleaciones de aluminio y otros materiales metálicos necesarios para la fabricación aditiva.

Archivos de diseño en 3D de todos los repuestos están preinstalados en los ordenadores, con lo que los mandos militares tienen la esperanza de mejorar en gran medida la probabilidad de supervivencia de un barco en tiempos de guerra.

China ya ha sido pionera en la la impresión 3D de tipo militar desde el año 2001. Secciones de aviones chinos ya se han diseñado utilizando la tecnología de impresión 3D. El diseñador militar Sun Cong, que trabajó en un portaaviones, ha declarado a la prensa que las impresoras 3D también se han utilizado para reparar los aviones durante vuelos de entrenamiento. Oficiales del ejército incluso han sugerido que la tecnología de impresión 3D también va a ser incorporada al sistema de apoyo de las fuerzas armadas.

Mientras que sólo la experiencia práctica demostrará si la impresión 3D es verdaderamente capaz de reparar los barcos dañados en una zona de guerra, la tecnología ha tenido algunos éxitos prácticos ya.

Recientemente, el diente de un engranaje de transmisión en una nave no identificada se rompió cuando el barco estaba entrando en el puerto y uno nuevo fue producido en el taller de micro-procesamiento de la nave de forma rápida y con éxito.

Medios militares chinos también revelaron que otro barco en su ruta hacia el Golfo de Adén, el Harbin, necesitó reparar un rodamiento de su motor diesel.

El barco, un destructor del tipo 052D, se quedó en el medio del océano por el fallo del motor, pero su equipo de ingeniería rápidamente imprimió un nuevo rodamiento que encajaba perfectamente y sustituyó al original.

 

Etiquetado como: China, Militar, Armada, Marina, buque, barco
Aplicación: Tecnología