Le implantan dos vértebras creadas por impresión 3D al sufrir un tumor en la columna

Redacción
Miércoles, 24 Diciembre 2014
Le implantan dos vértebras creadas por impresión 3D al sufrir un tumor en la columna

Wang Lin, una estudiante de 21 años que cursaba estudios en la Universidad de la ciudad de Hangzhou (China), empezó a sentir hace meses dolores en el pecho y en la espalda. Cuando el sufrimiento se le hizo insoportable en octubre de 2014, hasta el punto de que según declaró luego "no podía convivir con el dolor y proseguir con mis estudios", decidió visitar el Hospital Ortopédico, adjunto a la Facultad de Medicina de la Universidad de Zhejiang (Hangzhou).

Los médicos emitieron su diagnóstico: fibrosoma osificante. El tumor (benigno) estaba formando lesiones óseas en una zona de su columna. "Dos de sus vértebras torácicas se habían dañado casi por completo", relataban los galenos que le atendieron. En casos como el suyo, la cirugía convencional es muy arriesgada y puede dejar daños permanentes.

Consiste en la extirpación de las lesiones, que si están muy extendidas dejan las vértebras muy deterioradas, por lo que necesitan ser reforzadas con una prótesis. Las que se utilizan en la práctica clínica "son estándar. Tienen tallas, pero distan mucho de ser perfectas", es decir, "adaptadas a cada paciente en particular", argumenta José Becerra, investigador del Centro de Investigación Biomédica en Red, Bioingeniería, Biomateriales y Nanomedicina (Ciber-bbn) y catedrático de Biólogía Celular de la Universidad de Málaga. Muchas veces, los pacientes se quedan con daños permanentes, precisamente debido a que la estructura ósea de cada persona varía.

Con el objetivo de superar estas complicaciones, el equipo cirujanos que atendía a Lin decidió utilizar la impresion 3D. A partir de un escáner de las vértebras de Lin, un programa de diseño asistido por ordenador permitió trazar las dimensiones exactas de la pieza metálica que requería el paciente.

La información de este modelo virtual se transfiere a una máquina, la impresora 3D, que se encarga de fabricar la estructura metálica. "Capa a capa, funde el titanio con láser, pero manteniendo los perfiles del fichero informático", hasta lograr un implante de ajuste perfecto. Es una especie de lámina reticulada, ligera y flexible que los cirujanos insertaron en la columna de Lin (a través de una incisión en el pecho), después de 'limpiar' la zona afectada.

"La operación fue todo un éxito y se espera que el paciente se recupere completamente", remarcan. Sobre todo, teniendo en cuenta, además, que el material elegido para el diseño de la prótesis fue el titanio, "un material contra el que el sistema inmunológico del cuerpo humano no trata de luchar".

No es la primera vez que se implantan vértebras fabricadas con impresora 3D en un paciente. El pasado mes de agosto, el hospital de la Universidad de Pekín lo hizo con un niño de 12 años afectado por un tumor. Los médicos reemplazaron la vértebra enferma por otra construida con titanio.

Aplicación: Medicina