El Strati, primer coche impreso en 3D, sólo necesita 49 piezas frente a las 25.000 de uno tradicional

Redacción
Martes, 13 Enero 2015
El Strati, primer coche impreso en 3D, sólo necesita 49 piezas frente a las 25.000 de uno tradicional

La simplificación y la utilización de la impresión 3D serán los dos factores determinantes para que el Strati, el primer coche fabricado por impresión 3D, se pueda poner en manos de los clientes en tan sólo un día, ya que está compuesto por 49 piezas frente a las 25.000 de que llegan a constar los automóviles tradicionales, según ha explicado Jay Rogers, consejero delegado de la empresa fabricante, Local Motors.

A medida que esta compañía ha ido ganando en experiencia, ha acortado significativamente los procesos automovilísticos establecidos. Inicialmente necesitó cinco meses y medio desde el diseño a la producción final, pero ahora podría reducir el tiempo a tan sólo seis semanas, y la impresión 3D del coche completo, a 24 horas.

La simplificación es la clave, según ha expresado Jay Rogers: "Si es posible hacer un vehículo de un material, se puede reducir enormemente el número de piezas". Evidentemente, algunos componentes como el motor, los neumáticos o las suspensiones, no pueden ser impresos todavía, pero la mayor parte del coche, desde el chasis a los asientos, se pueden crear con fibra de carbono reforzada con termoplástico, ofreciendo una resistencia similar al aluminio de grado medio.

El equipo de trabajo de Local Motors está refinando el proceso de producción para que se pueda imprimir con "diferentes flexibilidades, durezas o compresibilidad del material" en diferentes partes del coche. Así, podrían hacer plásticos más suaves para los asientos, y zonas más duras para aumentar la seguridad del vehículo.

 

Rogers asegura que el Strati estará rodando por las carretera en menos de un año. Y que su precio inicial estará entre los 18.000 y los 30.000 dólares, aunque irá reduciéndose poco a poco. Con el tiempo, espera poder tener fábricas para producir los distintos coches diseñados por su compañía. Por ejemplo, una en Alaska para producir Stratis diseñados para el frío, o una en Utah para coches adaptados al desierto.

 

 

Etiquetado como: Strati, coche, automóvil
Aplicación: Automoción, Industria