Empresa española desarrolla el primer adhesivo ‘inteligente’ para impresoras 3D

Jorge Pérez
Miércoles, 03 Diciembre 2014
Empresa española desarrolla el primer adhesivo ‘inteligente’ para impresoras 3D

Si es usted aficionado a usar impresoras 3D, entonces se habrá topado en más de una ocasión con el ‘warping’ y habrá probado decenas de soluciones más o menos efectivas para resolverlo.

Si, por el contrario, no lo sabe se lo explico brevemente. La mayoría de los termoplásticos usados en impresión 3D de tipo FFF (fabricación por filamento fundido) se contraen en mayor o menor grado al enfriarse, lo que hace que si no están firmemente pegados a la base de fabricación, las esquinas y las partes más delgadas tienden a levantarse, arruinándonos el proceso de impresión 3D.

Decenas de remedios caseros están siendo usados, pero ninguno acaba de dar un resultado que satisfaga a todos. Desde simple laca para el pelo a distintos pegamentos comunes, como los cianoacrilatos o cinta de carrocero. Ninguno convence al cien por cien, ya sea por su poca eficacia o por ser engorrosos y lentos.

La empresa española Dima3D, radicada en Valladolid, podría haber dado con la solución a nuestros problemas de warping con un adhesivo ‘inteligente’.

El producto en cuestión, que se llama Dimafix, tiene una particularidad que lo hace totalmente distinto a los demás que hemos probado, y es que actúa en función de la temperatura para adaptar su poder de adherencia.

En caliente, más allá de los 50 ºC, el adhesivo funciona como tal: sujeta el plástico a la base e impide que se despegue. Por debajo de esa temperatura, la pieza se desliza por la base libremente y queda lista para ser retirada una vez terminada la impresión 3D.

Adhesivo inteligente dimafix para impresoras 3D

Esta cualidad lo hace especialmente apto para la impresión 3D, ya que normalmente las impresoras 3D disponen de una base de fabricación calefactable que nos permitirá usar el adhesivo.

El producto ha sido conseguido tras una ardua labor de investigación por parte de los miembros de Dima3D, que han dedicado más de seis meses sólo a las pruebas con distintas formulaciones hasta dar con el producto idóneo.

Adolfo López, miembro de Dima3D y Catedrático de Organización de Empresas de la Universidad de Valladolid, nos asegura que lo utilizan para todo tipo de materiales con los que trabajan, no sólo con el habitual ABS, sino también con PLA, Nylon y laywood o laybrick, entre otros.

El adhesivo, que está fabricado en España, ha sido fruto de una necesidad, como en tantas otras ocasiones. La empresa tiene una impresora 3D de gran formato, la DIMA 1000, que llega a hacer piezas de medio metro de largo, lo cual suele dar ciertos quebraderos de cabeza para que la primera capa se mantenga fijada a la superficie y no se levante, así que, al ver que no había disponible un producto que les diera una solución óptima, se lanzaron a su búsqueda.

El Dimafix está ya disponible para su compra a través de la web del fabricante y se prevé que empiece a distribuirse pronto por todo el mundo.

Respecto al precio, es un producto altamente competitivo, pues está siendo vendido actualmente por menos de 10 euros y permite unos 100 usos. Como una misma aplicación puede ser reutilizada si no se retira de la base, en la práctica ese centenar de usos se puede multiplicar.

El adhesivo se presenta en un spray con 400 ml de capacidad y dispone de una bola en su interior para evitar que se apelmace y mantenga una mezcla homogénea.

La aplicación es muy sencilla.  Adolfo López  afirma que con una sola aplicación sobre la base es suficiente. La limpieza de la base se hace simplemente con agua.

Etiquetado como: adhesivo, dimafix, laca, pegamento, warping
Aplicación: Tecnología
País: España