Una réplica del coche de James Bond impresa en 3D y chapada en oro se subastó por 70.000 euros

Redacción
Domingo, 19 Octubre 2014
Coche James Bond impresión 3D

La empresa británica del sector de la impresión 3D Propshop ha creado una edición limitada a 100 unidades y a una escala a un tercio de su tamaño real del mítico automóvil Aston Martin DB5, utilizado por el agente 007, James Bond, en las populares películas de este personaje de ficción con licencia para matar y al servicio de la Reina de Gran Bretaña.

Uno de los coches, con la carrocería chapada en oro de 24 kilates salió a subasta con fines benéficos y alcazó una cotización de 70.000 euros.

El Aston Martin es una pequeña maravilla cuyo valor no se conforma con ser una fiel réplica de modelismo. Además de estar firmado por el mismísimo Ken Adam, quien creó todos los artilugios y equipamientos "opcionales" destinados a los coches de 007, y de estar chapado  en oro de 24 kilates, la réplica a escala 1:3 posee asombrosos detalles como un mando a distancia que cambia la matrícula y equipa todo el armamento y gadgets del vehículo original.

Coche James Bond impresión 3D

Diecinueve mil fans de la serie cinematográfica  pertenecientes a 129 países participaron en una subasta organizada por la sala Christie´s.  Al final todo quedó en casa, pues fue un agricultor inglés con nombre un tanto automovilístico, Robert Tyrrell, quien adquirió el Aston Martin DB5 único por 70.000 euros.

La subasta tenía un carácter benéfico y, junto con el beneficio de otros cuatro lotes incluidos en las ventas del día, sumó la cantidad de 174.000 euros que han sido destinados a la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad con los Niños.

Propshop utiliza una de las impresoras más grandes del mundo, con una cama de 1000mm x 600mm x 500mm. Esta es la opción perfecta para grandes modelos detallados que se quieren crear rápidamente. Es respetuosa con el medio ambiente debido a su matriz inorgánica y a su sistema para reciclar el material de impresión, es decir, no hay productos de desecho.

 

 

 

Aplicación: Arte y cultura