Construye con una impresora 3D la réplica de un cajero automático para hacerse con los números de las tarjetas de crédito

Redacción
Miércoles, 03 Septiembre 2014

Un individuo residente en Francia había encontrado una singular combinación para redondear sus ingresos a final de mes: creó con una impresora 3D una réplica de un cajero automático para recopilar así los números de las tarjetas de crédito que fueran introducidas en el mismo.

Según el periódico Le Parisien, el autor de las estafas fue detenido por la Policía Judicial en la localidad de Marsella, al sur del país.

En el curso de un registro del apartamento ocupado por el estafador y su compañera, los agentes se incautaron de dos ordenadores, varios aparatos miniaturizados que permitían capturar los datos de las tarjetas de crédito, una impresora 3D y una réplica de un cajero automático.

El estafador había probado su falso frontal del cajero sobre dos distribuidores de billetes de La Caisse d´Erpagne, en la ciudad de Nimes, y en Saint-Ambroix, en Gard.

Cajero automático impresión 3D

Detrás del mismo ocultaba un 'skimmer', un lector de tarjetas magnéticas que recuperaba los datos sensibles.

Hamib P., el acusado, recopilaba luego la información y la volcaba sobre tarjetas de crédito vírgenes que enviaba a Camboya y a Túnez. Con este método fueron estafados más de 30.000 euros, gracias al empleo de una impresora 3D con capacidad para imprimir objetos de gran tamaño como, en este caso, una réplica de un cajero automático para engañar con su falsa apariencia a los clientes más incautos.

Aplicación: Tecnología