Una vez expirada la patente, empieza la competencia en las impresoras 3D SLS

Jorge Pérez
Lunes, 25 Agosto 2014
Tecnología de impresión 3D SLS

La tecnología de fabricación aditiva o impresión 3D de tipo SLS (Sinterizado Selectivo por Láser) fue inventada en el año 1984 por investigadores de la Universidad de Texas en Austin, Estados Unidos. El pasado febrero expiró la principal patente y ya ha comenzado la carrera para desarrollar impresoras 3D SLS de bajo coste o al menos más económicas que las actuales.

Durante estos días ya han salido dos nuevos jugadores, por un lado la empresa británica Norge Systems ya ha lanzado una campaña de crowdfunding para sufragar los gastos de producción de sus modelos Ice. La Ice1 que tendrá un precio final de 7500 libras (unos 9500 euros), está siendo ofertada en Kickstarter a 5000 libras (unos 6300 euros).

El modelo Ice1 podrá fabricar objetos de hasta 200x200x250 mm en poliamida (nylon) y materiales derivados, mientras que el Ice9, aún no ofrecida a la venta,  llegará a los 300x300x450 mm, claro que su precio será bastante superior, de 19.900 libras (unos 25.000 euros).

 

 

El precio está bastante ajustado a las características si lo comparamos con los actuales modelos de las marcas más prestigiosas, pero, siempre hay un pero, el plazo de entrega, si todo va bien, recordamos que es una campaña de crowdfunding para un producto en desarrollo, será como mínimo de diciembre de 2015, más de un año, lo que no ha sido impedimento para los primeros financiadores.

La otra novedad es de una 'vieja' conocida de la impresión 3D, la italiana Sharebot ha anunciado que ha concluido la fase de investigación y desarrollo del proyecto 'Snowhite' que pretende desarrollar una impresora SLS por debajo de los 20.000 euros, unas diez veces más barato que las actuales disponibles en el mercado.

Aunque aún no tiene nonmbre comercial, el 'Project Snowhite' ya ha sido presentado en privado a algunos interesados que han visto la máquina funcionando que será presentada en el próximo 3D Printshow de Londres en septiembre.

Piezas realizadas con Impresora 3D SLS de Sharebot

Al contrario que Norge, Sharebot no recurrirá al crowdfunding ya que el producto está listo para ser fabricado, de hecho se espera que a principios de 2015 podamos ver las primeras unidades a la venta.

El proceso SLS utiliza un láser para sinterizar un polvo termoplástico, de forma que funde la parte exterior de los gránulos que se adhieren entre si por donde pasa el láser, de esta forma, se dibuja capa a capa la pieza completa. La ventaja de este proceso es su precisión y la posibilidad de hacer estructuras realmente complejas. La tecnología fue inventada por Carl Deckard y Joe Beaman.

La tenología SLS no sólo se aplica con termoplásticos sino que también se usa con polvo metálico, también llamada DMLS (Sinterizado Directo de Metal con Láser), de gran utilidad en la industria donde ya se están produciendo las primera piezas para uso real en motores de aviones, por ejemplo.

El mercado SLS, que  está actualmente dominado por 3D Systems y EOS, tiene un gran potencial sobre todo en los sectores profesionales e industriales, ya que los precios están todavía muy lejos del consumidor doméstico, además de ser algo más engorroso que la tecnología FFF o SLA más fácil de usar en casa. Otro factor determinante serán los materiales, que deben ser de alta calidad y son relativamente caros.

 

 

 

 

 

Aplicación: Tecnología