Lewihe, impresora 3D española de altas prestaciones para todos los públicos

Jorge Pérez
Miércoles, 13 Agosto 2014
Lewihe impresora 3D

Existen actualmente en el mercado casi 600 modelos distintos de impresoras 3D, según la base de datos mundial de la impresión 3D, de las cuales poco más de la mitad están enfocadas al usuario doméstico. Con tal cantidad de opciones parece difícil decantarse por una u otra, pero con la aparición de la impresora 3D Lewihe, lo tenemos más fácil.

Aunque la tendencia actual de las nuevas empresas que surgen en el sector de la impresión 3D es ofrecer productos low-cost, también es cierto que carecen de muchas prestaciones y su calidad deja mucho que desear. Impresoras 3D a 300 dólares (225 euros) difícilmente pueden incorporar componentes de calidad.

Los chicos de Lewihe, empresa alicantina formada por Juan Tendero, Jordi Tendero y José Manuel Quiles, llevan más de 14 meses trabajando en el desarrollo de su modelo y ahora se lanzan a una campaña de crowdfunding a través de la plataforma Indiegogo.

Los hermanos Juan y Jordi son 'viejos' conocidos del mundo de la impresión 3D, de hecho Juan Tendero ya ha participado en otros proyectos de impresión 3D como el LeoNozzle y su actividad dentro de la comunidad RepRap es más que reconocida.

A diferencia de otros proyectos de impresoras 3D que aparecen en plataformas de crowdfunding, la Lewihe es un producto totalmente terminado y testado, directo para entrar en producción. No nos llevaremos desagradables sorpresas de productos en desarrollo que se retrasan más de un año o que por sorpresa nos dicen que tienen que rediseñar el producto. La impresión 3D y el crowdfunding dan ya para un libro.

Lewihe impresora 3D

La Lewihe, que ha sido presentada en sociedad en diferentes ferias y congresos, como la recién celebrada Zaragoza Maker Show, donde ha sido recibida con gran aceptación, está diseñada para todos los públicos, desde el que no sabe nada de impresión 3D hasta el más avezado maker. Con un tamaño de fabricación de 185x185x185 mm, quizá no el más grande de modelos similares, sí que normalmente es suficiente para el uso doméstico.

En sus componentes encontramos elementos de alta calidad, como la electrónica, la placa controladora es la SAV Mk1 diseñada por Francisco Malpartida, otro de los 'viejos' conocidos de la impresión 3D que ha hecho un magnífico trabajo ofreciendo una electrónica fiable y sobradamente testada.

Pero hay un aspecto que sin duda hace única a esta impresora 3D y es que puede trabajar directamente, sin ninguna modificación adicional, con filamento flexible. Hasta ahora todas la impresoras 3D domésticas están enfocadas al PLA y ABS como materiales de fabricación, y en algún caso el Nylon, aunque éste último necesita muy altas temperaturas para fundir, algo que no es posible con la mayoría de impresoras 3D.

El filamento flexible abre todo un abanico de nuevas posibilidades y será un elemento diferenciador claro entre las impresoras 3D que puedan manejarlo y las que no. La Lewihe puede con ambos, el flexible y el rígido, gracias a su innovador extrusor, que por cierto también puede ser comprado de forma separada en la campaña de crowdfunding, que consigue que imprimir 3D con filamento flexible sea coser y cantar.

Extrusor y hotend de Lewihe para impresoras 3D

Los chicos de Lewihe han colaborado con Recreus, otra innovadora firma española que ha desarrollado el FilaFlex, un filamento flexible que nos permite fabricarnos desde nuestras propias zapatillas hasta un reloj de pulsera pasando por elementos más técnicos como un silentblock o una junta a medida.

 

 

La campaña de crowdfnding de Lewihe está orientada principalmente al mercado internacional, de donde ya han recibido numerosas ofertas de distribución y venta de sus máquinas, ya que el mercado nacional está generalmente dominado por los makers que buscan construir su propia impresora 3D. No obstante en Lewihe han hecho un guiño a la comunidad ofreciendo 50 unidades a un precio irrisorio, 499 dólares (unos 375 euros al cambio actual), para recibir un kit que puedas montarte tú mismo.

Según nos comenta Juan Tendero, han diseñado la máquina para que tenga una larga vida de uso permitiendo contínuas actualizaciones que sacarán al mercado, haciendo de la Lewihe una impresora 3D ideal para el usuario que busca estar siempre a la última. De hecho, ya existe la opción de incorporar control con WiFi y cámara para control remoto. Futuras ampliaciones pueden incorporar doble extrusor así como otras mejoras que vayan surgiendo.

El modelo base de la Lewihe está siendo ofertado a 799 dólares (unos 600 euros) en versión kit y 995 dólares (unos 750 euros) en versión montada, un precio muy competitivo teniendo en cuenta las prestaciones de la máquina. Además, nos indica Juan que ya tienen preparado dos modelos más, la versión Pro que incluye WiFi y cámara de monitorización de seria y la Pro XL que tendrá un tamaño de impresión de 320x250x185 mm para realizar objetos voluminosos, de la que ya están recibiendo pedidos, sobre todo de empresas del sector del calzado, donde este tipo de máquinas con su capacidad de usar material flexible están siende cada vez más demandadas para la realización de prototipos y productos innovadores.

La empresa espera recaudar 60.000 dólares (unos 45.000 euros) para la fabricación de las unidades ofertadas. Si bien en Lewihe ya han recibida ofertas de inversores que están dispuestos a financiar el proyecto y pasar a producción, han preferido optar por este modelo de negocio primero que les permitiría un mayor control del proyecto.

La campaña de corwfunding está en marcha y se cerrará el próximo 6 de septiembre, actualmente está en un 10%, aunque se espera que a mitad de la campaña se reciben más ofertas una vez que ésta se haya difundido por la red.

 

 

Etiquetado como: Lewihe, crowdfunding, Filaflex
Aplicación: Tecnología
País: España