Imprime en 3D 'La Madrileña', la locomotora del 'tren de la fresa' de Madrid a Aranjuez

Jorge Pérez
Sábado, 09 Agosto 2014
'La Madrileña' locomotora 120 para impresión 3D

El 9 de febrero de 1951 fue inaugurada la línea Madrid-Aranjuez, más tarde conocido como el 'tren de la fresa', al transportar este jugoso manjar desde los campos de Aranjuez a la capital de España.

El viaje inaugural fue todo un acontecimiento, con la Familia Real de entonces al completo encabezada por Isabel II y destacados miembros de Gobierno, autoridades eclesiásticas, etc. El tren recorrió los escasos 50 kilómetros que separaban la madrileña estación de mediodía (actualmente estación de Atocha) con la de Aranjuez en algo menos de una hora, todo un récord, si tenemos en cuenta que los traslados en diligencia tradaban entre seis y siete horas.

Una vez puesto en operación comercial, el tren impulsado por la locomotora 120, 'La Madrileña' realizaba tres trayectos diarios con capacidad para 690 pasajeros, en una hora y media aproximadamente. Los vagones de carga que iban de Aranjuez a Madrid solían transportar las famosas fresas de la huerta arancetana a la capital del reino.

La firma española NGauge ha modelado en 3D aquel mítico tren, la locomotora 120, el Coche de la Reina, y otros vagones en base a las litografías que se conservan de la época.

Coche de la Reina de 'La Madrileña'

El tren disponía de coche Real, coche Salón, primera clase, segunda clase, tercera clase, cuarta clase y furgones con freno.'La Madrileña' locomotora 120 para impresión 3D

Los modelos en 3D aún no están a la venta, pero ya podemos visualizarlos en el portal Shapeways en la tienda de NgaugeLocomotora 120 'La Madrileña' para impresión 3D

 

 

Más sobre la línea Madrid-Aranjuez

Esta línea formaba parte de un proyecto de mayor envergadura, que pretendía unir Madrid con el Mediterráneo, pero al ser imposible construirlo todo a la vez, se decidió construir un primer tramo Madrid- Aranjuez. Existieron varios proyectos antes de la inauguración de la línea, finalmente se decidió unir Madrid con Aranjuez porque en esta localidad la corte pasaba grandes temporadas.

Entre los proyectos fallidos cabe mencionar el auspiciado por el alcalde madrileño, Marques Viudo de Pontejos, que en el año 1829 pretendió unir Madrid con Aranjuez. Pero fracasó por falta de financiación porque la gente no estaba dispuesta a arriesgar su capital en un medio de transporte que comenzaba a dar sus primeros pasos.

En el año 1844 se aprobó la Primera Real Orden sobre concesiones ferroviarias y a partir de entonces se produce un aumento en las peticiones para las concesiones de las líneas. Bravo Murillo, redactó un proyecto de ley para establecer un plan ferroviario nacional, con cuatro grandes líneas que comunicaran Madrid con Portugal, Francia, Cádiz y el Mediterráneo, pero que no se hizo realidad.

Prioritariamente se pretendía conseguir la comunicación de Madrid con el mar, siendo el trayecto más viable el que comunicaba el Levante a través de la Mancha. En este contexto y por la iniciativa del Marques de Salamanca, se construye el ferrocarril Madrid- Aranjuez.

En Aranjuez, localizada aproximadamente a 50 kilómetros de Madrid y ubicada al sur de la capital, existía un Palacio Real. El ingeniero y cartógrafo Pedro de Lara y Meliá, en el año 1845 obtiene una concesión para construir la línea ferroviaria, comenzando las obras en el año 1846. A la empresa concesionaria se le denominaba el Ferrocarril de María Cristina, estando presidida por el Duque Castroterreño, ex Ministro de la Guerra. Estas obras quedaron paralizadas, reanudándose posteriormente por iniciativa del Marques de Salamanca. Las obras que se tuvieron que realizar fueron bastante complicadas, puesto que la mayoría del material tuvo que trasladarse desde el extranjero, por carretera en carros tirados por mulas.

Con el ferrocarril que comunicaba Madrid con Aranjuez, que emulaba el Paris-Versalles, que era el punto más estratégico de la vega ,que abastecía a Madrid de productos agrícolas, se construye un sencillo embarcadero, conocido como la Estación del Mediodía o el embarcadero de Atocha, siendo la primera estación ferroviaria de Madrid, y con el tiempo se ha convertido en una de las principales estaciones de esta ciudad.

El 6 de febrero de 1851 tuvo lugar el primer viaje oficial de la línea, sin viajeros ordinarios, puesto que se realizó un primer viaje de inspección, hecho que posteriormente se convertiría en una costumbre, ya que el Ministerio de Fomento, tenía que comprobar que las obras cumplían con los requisitos establecidos. También se realizaba la medición de los puntos kilométricos de las estaciones y apeaderos para establecer las tarifas para viajeros y mercancías. En este primer viaje acudió como representante de la compañía el marques de Salamanca, y por parte del Ministerio acudieron ingenieros como Juan Rafo, uno de los proyectistas del Canal de Isabel II.

El viaje que inauguraba la línea se realizó el 9 de febrero de 1851. Este acto se transformó en una fiesta popular por el gran número de gente que se reunió en torno a la vía esperando el paso del tren. También asistieron la Familia Real en pleno, miembros del Gobierno como Bravo Murillo, famosos periodistas, autoridades eclesiásticas, etc.

Extraído de "Locomotora 120 Madrileña (1851)" por Cristina Martín San Roque.

La linea se extendió y pasó a ser Madrid-Almansa-Alicante, adquirida por la ya desaparecid empresa MZA en 1856. En el blog de Alfred Puig se puede consultar más información de los coches que formaban el convoy. Actualmente el 'Tren de la Fresa' es una atracción turística gestionada por el Museo del Ferrocarril de Madrid, donde por unos 29 euros tenemos acceso al viaje de ida y vuelta en vagones restaurados de la época, degustación del fresón de Aranjuez, visita a la zona monumental de la ciudad y visita al Palacio Real.

El viaje inaugural fue recreado en la película de 1948 "El Marqués de Salamanca" dirigida por Edgar Neville.

Etiquetado como: tren, Ngauge, Shapeways
Aplicación: Ocio
País: España