Kit de anatomía humana por impresión 3D

Redacción
Martes, 15 Julio 2014

Un equipo de la Universidad de Monash (Australia) ha creado el primer kit pronto disponible en el mercado que contendrá partes del cuerpo humano reproducidad mediante impresión 3D.

"Esta iniciativa podría revolucionar la educación médica y la formación, especialmente en países donde el uso de cadáveres es problemático", ha informado la universidad australiana en una nota de prensa.

The '3D Printed Anatomic Series', desarrollado por expertos de este centro docente no contiene tejidos humanos; sin embargo, ofrece las principales partes del cuerpo que se requieren para enseñar anatomía de las extremidades, el pecho, el abdomen, la cabeza y el cuello.

El profesor Paul McMenamin, director del Centro Universitario para la Educación de la Anatomía Humana, ha declarado que el kit anatómico, sencillo y rentable, mejoraría de forma drástica las prácticas de los médicos y el conocimiento de otros profesionales de la salud, y podría incluso contribuir al desarrollo de nuevas técnicas quirúrgicas.

Kit anatomía humana impresión 3D

"Durante siglos, los cadáveres legados a las Facultades de Medicina han sido utilizados para enseñar a los estudiantes la anatomía humana, una práctica que continúa hoy en día. Sin embargo, muchas Facultades de Medicina acusan o una escasez de cadáveres o que su manejo y almacenamiento es demasiado caro, como resultado de las estrictas regulaciones gubernamentales sobre la disección de cadáveres", afirma el profesor McMenamin.

Y añadió lo siguiente: "Sin la capacidad de observar el interior del cuerpo humano y de ver los músculos, tendones, ligamentos y vasos sanguíneos, es increíblemente difícil para los estudiantes comprender la anatomía humana. Nosotros creemos que nuestra versión, la cual parece justamente como una cosa real, marcaría una gran diferencia".

El kit, que se pondrá a la venta a finales de año, podría tener un particular impacto en países en desarrollo donde los cadáveres no están fácilmente disponibles o su uso está prohibido por razones culturales o religiosas.

"Incluso cuando los cadáveres están disponibles, a menudo son escasos, caros y pueden oler de forma desagradable como consecuencia del proceso de embalsamamiento. Por ello, algunas personas no se sienten cómodas trabajando con ellos", afirma el profesor McMenamin.

Según este miembro de la comunidad académica, "nuestras series impresas en 3D pueden ser producidas de forma rápida y fácil y, al contrario que los cadáveres, no se deteriorarán, por lo que también son una opción rentable".

Después de escanear piezas anatómicas reales, ya sea con un TAC o con un escáner láser de superficie, las partes del cuerpo son impresas en 3D con un polvo similar al yeso o en plástico y se obtiene un resultado en alta resolución y reproducciones exactas de color.

"Las imágenes radiográficas, tales como las CT, son realmente sofisticados medios de captura de información en capas muy finas, casi como las páginas de un libro. Al tomar esos datos y hacer un modelado en 3D podemos entonces darle color y convertirlo en un formato de archivo que la impresora 3D usa para recrear, capa por capa, una parte del cuerpo a escala tridimensional", dijo el profesor.

Aplicación: Medicina