El padre de la impresión 3D, Charles Hull, premio Inventor Europeo 2014

Redacción
Miércoles, 18 Junio 2014

El padre de la impresión en 3D, el estadounidense Charles W. Hull y el inventor del test rápido de ADN a través de un chip, el británico Christofer Toumazou, han sido dos de los galardonados en los Premios al Inventor Europeo 2014 que otorga anualmente la Oficina Europea de Patentes (EPO), según ha informado RTVE.

El equipo español de inventores que patentó la antena fractal, encabezado por el catalán Carles Puente y que era uno de los finalistas en la categoría de pequeñas y medianas empresas, no ha conseguido el premio. Los artífices de un método de purificación de agua, el equipo de investigadores daneses liderado por Peter Holme Jensen, han sido los que finalmente han obtenido el citado galardón.

En la categoría de industria han premiado un tratamiento para la tuberculosis -que también acaba con la variante multirresistente de la enfermedad- desarrollado por el equipo del belga Koen Andries y del francés Jérome Guillemont.

En la categoría de 'logro de toda una vida' los tacos para pared del alemán Artur Fischer han recibido su reconocimiento. Por último, el premio del público ha sido para el código QR, inventado por el equipo de los japoneses Masahiro Hara y Takayuki Nagaya.

La impresión 3D, que ha sido premiada por haber "revolucionado la producción industrial" y por transformar la forma de prototipar, competía en la categoría de países no europeos, mientras que el chip de ADN se ha impuesto en la categoría de investigación.

Charles Hull impresión 3D

Hull ha recibido el premio reservado a la categoría de países no europeos. Él es estadounidense y su empresa 3D Systems fue creada en 1986, tres años después de su primera impresión, en Valencia (California), para empezar a desarrollar la estereolitografía, que desde el primer momento concibió tal y como es ahora: "Yo trabajaba para una empresa en la que necesitábamos hacer objetos de plástico, para probar prototipos de nuestros productos, y era muy trabajoso. Había que hacer primero un molde, para luego inyectar el plástico... Yo pensé que sería más fácil si pudiera fabricar el objeto directamente, creándolo capa a capa con el mismo plástico".

Así fue como empezó todo hace más de 30 años, con un artefacto artesanal construido en un garaje. ¿Y pensó entonces Charles Hull que esto se convertiría, tanto tiempo después en the next big thing ("el próximo bombazo")? El inventor, de 74 años, sonríe con suavidad y asiente: "Se lo dije entonces a mi mujer: esta tecnología va a necesitar 30 años para madurar, pero va a ser algo muy importante". Ahora ve un futuro muy inmediato de utilización masiva para la manufactura instantánea de objetos domésticos y asume con naturalidad su utilidad para generar tejidos orgánicos a partir de bases celulares. "Todo eso es un desarrollo natural para esta tecnología", afirma con una perenne sonrisa complacida.

Los premios se han entregado en una ceremonia celebrada en Berlín (Alemania) que ha estado precedida de charlas y debates en torno a la innovación. Así, desde el presidente de la EPO, Benoit Battistelli, hasta los propios investigadores participantes han defendido los adelantos patentados en los diferentes campos alegando que son un "motor de crecimiento económico".

Premio EPO impresión 3D

La EPO, para la octava edición de sus premios, seleccionó 15 finalistas. Es una pequeña muestra de los cientos de miles de solicitudes de patentes que reciben cada año. En 2013, esta oficina tuvo un récord de peticiones para patentar inventos, 265.690, un 2,8% más que el año anterior.

Sin embargo, el presidente de la EPO ha destacado en un encuentro con periodistas que solo un 25% consigue registrarse debido a las estrictas comprobaciones a las que se someten los inventos para asegurar que son novedosos, que incorporan una actividad inventiva y que se pueden aplicar a la industria.

Estos premios también preceden a la puesta en marcha de la patente unitaria europea -un nuevo sistema por el que las empresas y personas que quieran patentar una invención podrán hacerlo en un solo trámite-, que podría empezar a funcionar en 2015, además del nuevo Tribunal Europeo de Patentes -lugar en el que se centralizarán los litigios en los que esté envuelta la patente unitaria europea-.

Este sistema ha sido ratificado por 25 países de la UE, a excepción de España, Italia y Croacia. Los dos primeros alegan disconformidad ante la ausencia del idioma español e italiano, mientras que Croacia aún no ha podido ratificarlo debido a su reciente incorporación a la UE.

A juicio de Benoit Battistelli, "el idioma no es una razón" para no aceptar la patente unitaria. "No puedo entenderlo completamente, España e Italia se sumaron [a formar parte del sistema de la Oficina Europea de Patentes] y aceptaron trabajar con los tres idiomas", ha manifestado y ha aclarado que a su juicio, una única patente para los 28 países de la UE "simplificará los procedimientos y reducirá costes".

Para saber más sobre Charles Hull y su invención de la impresión 3D:

http://www.imprimalia3d.com/noticias/2014/02/17/001322/entrevista-charles-hull-inventor-impresi-n-3d

Aplicación: Tecnología