Maqueta de San Francisco por impresión 3D

Redacción
Martes, 03 Junio 2014

La firma norteamericana de diseño urbanístico Steelblue y Autodesk, creadora de software y herramientas para el diseño digital, han contribuido a convertir la impresión 3D en una herramienta de planificación urbanística tras entregar la réplica impresa en 3D de una maqueta a escala de 115 manzanas de San Francisco para ayudar a la constructora Tishman Speyer, una constructora e inmobiliaria que tiene en marcha grandes proyectos en la ciudad californiana.

La maqueta por impresión 3D  se produjo a un costo y tiempo reducidos comparada con los métodos tradicionales y puede, potencialmente, ser de utilidad en las áreas política, demográfica y de la planificación urbanística. Gracias a este modelo, los urbanistas pueden visualizar y comprender mucho mejor el efecto de la construcción de nuevos edificios y su interrelación con otros proyectos que se estén ejecutando en la ciudad.

El modelo, que está albergado en un salón oscuro dentro de un edificio nuevo en la zona de sur de la calle Market, tiene un aspecto raro. Hecho de resina color hueso, puede cambiar de color instantáneamente debido a un proyector superpuesto encima de él. El proyector puede alumbrar un edificio o un vecindario entero.

San Francisco impresión 3D

El modelo fue confeccionado  dentro del taller de Autodesk con dos impresoras Objet Connex 500. Se tardó más de dos meses en construirlo – un período que incluye el tiempo que se usó para crear los prototipos — y los materiales que se utilizaron para fabricarlo costaron menos de US$20,000, según dijo el gerente de producción, Justin Lokitz.

Construido para representar el centro de San Francisco, el modelo destaca 115 manzanas de la ciudad y pesa 150 libras, según dijo Chalmers. El diseño se basó en los documentos de planificación y bosquejos de los arquitectos con la intención de hacer el modelo lo más realista posible.

Pero más allá de demostrar cómo se ve la ciudad hoy en día, el modelo también ofrece una visión del futuro con un panorama que incluye los edificios que se completarán en 2017.

San Francisco impresión 3D

De hecho, el 2017 es un año importante porque es cuando se terminará el Centro de Tránsito Transbay, uno de los proyectos de infraestructura más grandes de los últimos años. Steelblue es una de las firmas de diseño que está trabajando en ese proyecto y el software de Autodesk es parte esencial del mismo.

Una de las funciones clave del modelo es ver cómo se ve la ciudad durante el tránsito del sol, y así ver cuál sería la sombra que producirían los nuevos edificios. De la misma forma, se pueden superponer sobre el modelo mapas demográficos y políticos, patrones de tránsito, nuevas líneas proyectadas para el metro y hasta autopistas.

Para Chalmers, sin embargo, el principal valor de un modelo de este tipo  no sólo es visualizar sino también materializar — en el modelo, por supuesto — el cambio y el impacto de erigir un edificio en la ciudad.