Primera central nuclear en usar la impresión 3D

Redacción
Sábado, 24 Mayo 2014

La empresa que gestiona la central nuclear británica de Sellafield se ha convertido en la primera de su tipo en el mundo que experimenta usos innovadores en su sector con la impresión 3D.

Sellafield Ltd. espera ahorrar a los contribuyentes británicos miles de libras esterlinas mediante la combinación de plástico y metal y el escaneo y la impresión 3D para que le ayuden a desmantelar una de las plantas nucleares potencialmente más peligrosas del mundo.

Sellafield Ltd. ya había ahorrado 25.000 libras mediante el uso del escaneo 3D para el diseño de la tapa de un contenedor que debía albergar 40 toneladas de residuos radiactivos. El coste fue de 3.000 libras frente a los 25.000 que hubiera supuesto la contratación de un servicio externo. Asimismo se obtuvo un considerable ahorro de tiempo en vez de los seis meses  habituales para este tipo de trabajos usando un utillaje tradicional.

central nuclear impresión 3D

Alistair Norwood, responsable de Metrología en Sellafield Ltd, afirma que la compañía está analizando un gran número de variables para no tener que rediseñar el trabajo, ya que rediseñar una central nuclear o una parte de la misma puede suponer un coste de 2 millones de libras. Por ello, cree que la impresión 3D puede permitir ahorrar centenares de miles de libras esterlinas a la compañía.

Esta tiene el proyecto de escanear las partes que necesite y de trabajar con una empresa experta en prototipado rápido e impresión 3D, con el fin de crear de forma acelerada partes con materiales que vayan desde el plástico al titanio. Sin necesidad de herramientas tradicionales, las piezas así fabricadas cuestan un 60% menos de dinero.

Etiquetado como: Sellafield, nuclear
Aplicación: Industria